Las renovables reabren las fábricas en Asturias

Windar adquiere las naves de Alu Ibérica para expandir su negocio de componentes eólicos y Exiom prepara las viejas instalaciones de Vesuvius para fabricar paneles solares

Las renovables reabren las fábricas

Las renovables reabren las fábricas / Pablo Castaño

Pablo Castaño

Pablo Castaño

La transición energética también está propiciando una transición industrial en Asturias. Compañías de la región que se dedican a la fabricación de componentes para las energías renovables revertirán dos de los más sonados cierres industriales registrados en Asturias en los últimos años. La primera operación la puso en marcha la empresa de paneles solares Exiom, que se ha aliado con la energética Iberdrola para fabricar módulos fotovoltaicos en la planta que la multinacional británica de productos refractarios Vesuvius había clausurado en Riaño, en Langreo, y ahora es la compañía de componentes de energía eólica Windar la que ha dado un paso muy importante para quedarse con las naves de Alu Ibérica, la antigua fábrica de multinacional del aluminio Alcoa en San Balandrán, en la ría de Avilés.

Estado actual de las inmediaciones de Alu Ibérica. | Mara Villamuza

Las renovables reabren las fábricas / Saúl Fernández

El administrador concursal de Alu Ibérica ha adjudicado a Windar Renovables –perteneciente al grupo avilesino Daniel Alonso–, los activos de la antigua planta aluminera de Alcoa por 20 millones de euros. En las instalaciones Windar pretende expandir su negocio de fabricación de componentes para la producción de energía eólica marina, en la que es un referente a escala mundial.

«Esta decisión es relevante por dos motivos. En primer lugar, porque permitirá resolver de manera definitiva las consecuencias del cierre de la antigua planta de Alcoa, anunciada por esta compañía en octubre del año 2018 y, en segundo lugar, porque va a permitir la generación de nuevos puestos de trabajo y la recuperación de actividad industrial en la comarca de Avilés», señaló Nieves Roqueñí, consejera de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, que destacó que el proyecto liderado por Windar Renovables «encaja perfectamente en las prioridades estratégicas del Gobierno de Asturias en el ámbito de la transición ecológica e industrial».

No es la primera vez que las renovables revierten un cierre industrial en Asturias. En febrero de este año, la compañía asturiana de fabricación de paneles solares Exiom anunció una alianza con la multinacional energética española Iberdrola para construir una planta de fabricación de paneles solares fotovoltaicos en Langreo. Se trata de una inversión de 20 millones de euros que incluye la generación de 115 nuevos puestos de trabajo. Para ubicar la planta, Exiom e Iberdrola han decidido acondicionar las antiguas instalaciones de Vesuvius en el polígono industrial de Riaño, en Langreo. La multinacional británica Vesuvius decidió en 2019 cerrar su fábrica asturiana de productos refractarios para la industria metalúrgica, en la que trabajaban 111 operarios, y desde entonces las instalaciones están sin uso.

A principios de verano, la alianza de Exiom e Iberdrola comenzó a acondicionar la antigua fábrica de Vesuvius y está previsto que comience a fabricar paneles solares antes de que acabe este año. Sus promotores destacan que será la primera gran planta de fabricación de módulos fotovoltaicos en España y una de las primeras a escala industrial de Europa, y que contribuirá a la reactivación económica de las comarcas mineras.

Tanto el cierre de la multinacional británica Vesuvius en Langreo como el de la multinacional estadounidense Alcoa en Avilés generaron una gran conmoción en ambos territorios y fuertes movimiento de rechazo. Ahora, dos empresas asturianas del muevo sector de las renovables sacarán de la oscuridad las fábricas y las volverán a llenar de actividad.