Revalorización de desechos

El universo de “planetas” de biogás que se originó en Vigo

Una firma olívica diseña y ya ha instalado por todo el mundo más de cien esferas que contribuyen a transformar residuos en energía

Planta de biogás en Bayburt, Turquía, por Biogas Technology.

Planta de biogás en Bayburt, Turquía, por Biogas Technology. / BIOGAS TECHNOLOGY

Jorge Garnelo

En la Carretera de Valladares se originó hace cinco años un universo que hoy ya posee más de cien planetas repartidos por el mundo. Esa es la huella que ha dejado por ahora la empresa Biogas Technology, que desde aquí diseña, fabrica e instala sus gasómetros, de curiosa forma esférica. Parecen balones gigantes, pompas de jabón enormes en las que dentro se almacena biogás, un recurso que sus clientes extraen gracias al compostaje de los residuos que generan y posteriormente guardan en estos globos. Son artefactos que forman parte de la cadena de revalorización de desechos, que juegan un papel crucial en su proceso de transformación. Ese Big Bang del que nace la energía, energía que surge de la basura.

La compañía, fundada por Pablo Herrero junto a Rubén y Raquel Freiria, cuenta en estos momentos con una importante cartera de proyectos localizados en un sinfín de ubicaciones. “Hemos hecho obras desde Tasmania hasta Vancouver”, señalan, y ahora están “desarrollando planes a medio camino” en Singapur o Arabia Saudí. También en Egipto, donde están comenzando a confeccionar una infraestructura de 24.000 metros cúbicos en la depuradora de El Cairo, “la segunda más grande del mundo”. Por si fuera poco, a estos encargos los acompañan otros pedidos como los que deben cumplir en Rumania y Colombia: “Normalmente hacemos el 85% de nuestros trabajos fuera”.

Desde su base, en la ciudad olívica, la firma da vida a unos gasómetros distintos a los convencionales, tanto por su sencillez a la hora de montarlos como por su mejor conservación. Tradicionalmente se vienen usando campanas metálicas, lo malo es que el biogás tiene mucho ácido sulfhídrico (H2S) y las corroe, haciendo preciso bastante mantenimiento; además, construir un tanque de 15 o 30 metros suele requerir un gran despliegue de medios. En su caso, frente al acero apuestan por usar membranas más ligeras y fáciles de transportar –cada unidad cabe en medio contenedor marítimo–. Y cuando se desplazan para colocarlas, basta con que vayan tres personas. En solo una semana está todo listo.

En la actualidad, Biogas Technology tiene planetas situados en gigantes como FCC, Acciona o Water Corporation, el principal proveedor de servicios de agua de Australia Occidental, y principalmente trabaja para constructoras o empresas de procesamiento. Entre algunas de las sociedades a las que ha prestado o presta servicio está Safir. También Innolact, dedicada a la producción de lácteos en Lugo; el grupo pesquero Calvo o Cogal, productora y comercializadora de carnes de conejo asentada en Rodeiro. Asimismo, está presente en plantas de bebidas fermentadas como las de Don Simón, Mahou y San Miguel.

Los gasómetros "made in Vigo", parte por parte.

Los gasómetros "made in Vigo", parte por parte. / FDV

Con los residuos orgánicos de la cerveza se genera el biogás, que se aprovecha para calentar el agua que se utiliza en el proceso de elaboración de este alcohol. “Al final se revaloriza un desecho, un desecho que puede aportar más a la cadena productiva”, dicen desde la compañía viguesa. Sus gasómetros asentados sobre lasas de hormigón, están compuestos por un medidor que analiza la cantidad de gas acumulado, una membrana exterior y otra interior que sirven para almacenar el recurso y como buffer tank para mantener la presión de la línea –desde que está vacía hasta que se llena–, una válvula de seguridad que puede expulsar gas para proteger la membrana interior de sobrepresiones y los soplantes, por los que se insufla aire a estas burbujas.

Biogas Technology facturó el año pasado cerca de 400.000 euros y este año ya lleva un millón y medio, lo que evidencia el potencial de futuro de este sector, del que tiran cada vez más empresas que se decantan por innovar en materia de sostenibilidad, primando la reducción de sus costes energéticos mediante la instalación de nuevas tecnologías como estos planetas.