Nueve comunidades ya eliminaron el tributo de Donaciones que quiere reformar Asturias

El plan rebaja el impuesto de 10.000 a 150.000 euros y hace que las de más de 800.000 sean de las más caras de España

Nueve comunidades ya eliminaron el tributo de Donaciones que quiere reformar Asturias

Nueve comunidades ya eliminaron el tributo de Donaciones que quiere reformar Asturias

Pablo Castaño

Pablo Castaño

La reforma del impuesto de Donaciones que el Gobierno de Adrián Barbón ha incluido en el proyecto de presupuestos del Principado para 2024 introduce importantes rebajas fiscales en las transmisiones en línea directa –por ejemplo de padres a hijos– sobre todo cuando son de entre 10.000 y 150.000 euros, pero hace que las donaciones de más de 800.000 euros pasen a ser las más caras de España junto con las de Extremadura. El Gobierno de Asturias apuesta por modular un tributo que nueve comunidades autónomas prácticamente han eliminado.

Este año, Canarias, La Rioja, Comunidad Valencia y Baleares han aprobado bonificaciones de entre el 99 y el 100% en el impuesto de Donaciones en el caso de las transmisiones entre cónyuges, descendientes, ascendientes y adoptados (grupos I y II), y se han sumando a las comunidades autónomas que, prácticamente, liberan de tributación a ese grupo, que son Andalucía, Cantabria, Castilla y León, Madrid y Murcia.

El Gobierno del Principado descarta esa vía de supresión y apuesta por modular el tributo con el fin, según señaló el consejero de Hacienda y Fondos Europeos, Guillermo Peláez, de "aproximar la fiscalidad de las donaciones en línea directa al tratamiento fiscal de las sucesiones y con ello favorecer las transmisiones en vida".

La reforma que plantea el Gobierno del Principado beneficiará sobre todo a las donaciones de entre 10.000 y 150.000 euros. Hasta ahora se aplicaba en Asturias un tipo reducido del 2% (el segundo más bajo entre las comunidades autónomas de régimen común tras el 1% de Cantabria) para las donaciones de hasta 10.000 euros y el Principado plantea ahora extender ese tipo del 2% hasta los 150.000 euros. La rebaja fiscal para las donaciones de entre 10.000 y 150.000 euros será significativa porque actualmente en ese intervalo se aplican unos tipos que van del 5% al 15%. La mayor rebaja se dará con las donaciones de 150.000 euros, que pasan de tener una cuota íntegra de 11.700 euros a una de 3.000 euros, lo que supone una rebaja de 8.700 euros que también beneficia a tramos con bases liquidables superiores.

Pero junto a esa rebaja para las donaciones de entre 10.000 y 150.000 euros, la reforma que defiende el Gobierno de Asturias introduce una elevación del tipo para las transmisiones que superen los 600.000 euros, que quedará fijado en el 36,5%. Hasta ahora, ese tipo solo se aplicaba para las donaciones de más de 800.000 euros. Quienes reciban una donación de entre 600.000 y 800.000 euros pasarán de tener un tipo del 30% a uno nuevo del 36,5%.

La comparativa

Sólo otra comunidad autónoma en España aplica el tipo máximo del 36,5% en el impuesto de donaciones. Se trata de Murcia, región que aplica una bonificación del 99% en el impuesto, por lo que la tarifa que finalmente paga el contribuyente es mínima.

Con la propuesta fiscal del Gobierno de Adrián Barbón, las donaciones a partir del 800.000 euros en Asturias será de las más caras de España. En el ejemplo comparativo que realiza todos los años el Registro de Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas (con una supuesto de un hijo de 30 años que recibe de su padre 800.000 euros de dinero en efectivo sin un destino específico y sin que tenga ningún grado de discapacidad) Asturias figuraba como la tercera comunidad donde más se paga de impuesto de Donaciones con una tarifa de 176.700 euros. Con los cambios que plantea el Principado, esa tarifa se elevará hasta 180.000 euros (un encarecimiento de 3.300 euros) y solo será superada por la de Extremadura (200.122 euros).

La reforma del impuesto de Donaciones incluida en el proyecto de presupuestos del Principado para 2024 persigue, según el Gobierno regional, "beneficiar especialmente a las clases medias y trabajadoras", y con la elevación de los tipos a partir de la base liquidable de 600.000 euros se pretende que la rebaja "no se extienda a los grandes patrimonios.

El pasado año, el Ente Público de Servicios Tributarios de Asturias recaudó 6.854.875 euros del impuesto de Donaciones, una cifra muy inferior a la que se recaudó en el impuesto de Sucesiones, que fue de 107.486.884 euros, pero superior a la del otro impuesto directo cuya gestión está cedida al Principado, el tributo de Patrimonio, que fue de 2.630.044 euros.