Asturias suma cuatro años consecutivos con más llegadas de empresas de otras regiones que fugas

Desde el covid, la región captó 39 sociedades más de la que se fueron | En el último trimestre el saldo fue negativo en dos compañías

En el pasado trimestre salieron de Asturias hacia otras regiones dos empresas más de las que llegaron desde otras comunidades autónomas, según los datos de la consultora Informa D&B. Es la primera vez desde el cuarto trimestre de 2021 que el saldo de los cambios de domicilio societarios es negativo para el Principado.

Aun así, Asturias suma en el conjunto del año (y a falta de lo que ocurra en el actual trimestre) un saldo neto positivo, con la llegada de ocho sociedades más que las que se fueron. Encadena así cuatro años seguidos con saldo favorable. En este periodo la región ha captado 39 compañías más de las que se deslocalizaron.

2020 supuso un cambio de tendencia. Si en los cinco ejercicios precedentes (2015-2019) Asturias sufrió la fuga de 51 sedes sociales más de las que fue capaz de atraer de otras regiones, desde la pandemia la trayectoria es la contraria.

Aunque desde 2020 hubo cinco trimestres que arrojaron un saldo negativo (caso del periodo comprendido entre julio y septiembre pasados), el cómputo anual de cada ejercicio y el acumulado en el cuatrienio 2020-2023 consolidan a Asturias como región receptora de empresas que protagonizan mudanzas en el interior del país.

Saldo neto de llegada y macha de sociedades a Asturias

Saldo neto de llegada y macha de sociedades a Asturias / Lne

La pérdida de dos sociedades en términos netos en el último trimestre situó al Principado como la séptima comunidad más perjudicada en el periodo, superada por Cataluña (se fueron 31 compañías), Murcia (19), Andalucía (16), Aragón (7), Navarra (59 y La Rioja (3). Se trata de regiones con distinto color político y diferentes estrategias fiscales.

Asturias salió especialmente perjudicada en el pasado trimestre por el tamaño de las sociedades que protagonizaron los movimientos. Las quince que se fueron de Asturias suman una facturación anual que supera en 101 millones a la cifra de negocio de las trece que llegaron a la región. D&B no precisa las sociedades de que se trata. Es evidente que las que se han ido entre julio y septiembre son más grandes, pero queda por saber si las que llegan son sociedades más pequeñas por su propia magnitud o por tratarse de sociedades emergentes en sectores de crecimiento.

Las referencias en este tipo de flujos y tráfico de compañías siempre son Madrid y Cataluña. Y no solo por ser regiones punteras. La primera siempre ha tenido un carácter succionador por su capitalidad, la centralidad de su ubicación (con el diseño radial tradicional de las comunicaciones que la convierten en el centro neurálgico), las economías de aglomeración y desde hace décadas por su política impositiva. En el pasado trimestre, sin embargo, y como ya ocurrió en otras ocasiones, Asturias tuvo saldo positivo frente a Madrid: recibió nueve sociedades madrileñas y se fueron allí ocho empresas asturianas, aunque éstas suman importes de facturación muy superiores.

Si Madrid lidera el saldo neto de sociedades frente al resto de regiones (recibió en el último trimestre 25 sociedades más de las que se fueron a otras regiones), Cataluña lidera el éxodo: perdió en beneficio del resto de España 31 más de las que ganó. Entre Asturias y Cataluña no hubo mudanzas ni en un sentido ni en otro.