Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los porteros asturianos Ablanedo y Esteban bendicen a Unai Simón: "Se repuso de manera admirable a su error"

Unai Simón, tras la tanda de penaltis ante Suiza. | Efe

Unai Simón, tras la tanda de penaltis ante Suiza. | Efe

Unai los para y Lucho los guía. España sonríe porque la selección funciona. Con fallos, con sufrimiento y con la pizca necesaria de suerte, pero funciona. No es la España de los bajitos, pero sí la de los guajes de Luis Enrique. Y Unai Simón es el tipo de moda. De meme por un error clamoroso ante Croacia, a héroe nacional tras detener dos penas máximas a Suiza en una tanda de penaltis agónica que certificó el pase de España a semifinales de la Eurocopa.

Esteban

Su historia es la de superación y sufrimiento. La de levantarse y tocar el cielo tras darse de bruces contra el suelo. No solo fue esa tanda: también las paradas anteriores. “Se repuso de manera admirable después de una jugada de mala fortuna hasta el punto de ser decisivo. Eso indica lo mentalmente fuerte que es. Como portero, creo que tiene unas condiciones extraordinarias y gracias a él estamos en semifinales”, razona Juan Carlos Ablanedo (Mieres, 1963), que fue portero del Sporting de Gijón e internacional con España.

Juan Carlos Ablanedo

De tandas de penaltis vistiendo la camiseta de la selección Ablanedo sabe un rato: detuvo dos en la final de 1986 del Europeo sub-21 ante Italia, en la que España salió campeona. “Para encarar una tanda de penaltis hay varios factores. Los principales son la confianza y el conocimiento del rival. Si te tiran un penalti fuerte a la escuadra es imparable, por mucha intuición y confianza que tengas. Yo, en aquella final, conocía a los lanzadores, pero me moví más por la intuición que por el conocimiento”, recuerda el asturiano, que sufrió viendo el partido en casa. “Estuve en tensión y como portero me puse en lugar de Unai: hay una serie de sentimientos que solo tenemos los que nos pusimos debajo de una portería. Deseas que el equipo contrario la eche fuera y celebras como un loco cuando nuestro meta para uno”.

Dice Esteban Suárez (Avilés, 1975) que lo destacable del papel de Unai Simón no es la tanda de penaltis, si no su actitud durante la Eurocopa. “Lo que más me agrada es cómo fue evolucionando en el torneo desde el principio. En una tanda de penaltis hay una dosis de fortuna muy importante y dependes de la toma de decisión del delantero. Unai tuvo mucho mérito porque además partía con desventaja: Sommer había hecho un partidazo. El primer penalti que te lanzan es el más importante. Después, su trabajo fue sensacional, y también el de los entrenadores de la selección”, explica el exportero del Oviedo que fue internacional y salió campeón de Europa sub-21 en 1998 (el portero titular del equipo era Francesc Arnau, fallecido el pasado mes de mayo).

“Unai no se está arrugando pese a las críticas que tuvo y eso es lo que está haciendo ser fuerte. Como portero, el error que tuvo ante Croacia no es importante porque es un fallo técnico y puntual. Hay que poner en valor su carrera: hace nada era el tercer portero del Athletic y ahora es el titular del equipo y de la selección. Le tocó quemar etapas muy rápido y está rindiendo a la perfección”.

El exmeta avilesino ironiza sobre las posibilidades de España de levantar la Eurocopa. “Estoy mucho en la calle y escucho a la gente decir que Italia nos pilla y nos elimina en media hora. Lo mismo decían de Alemania, Francia o Bélgica...Y la que sigue en el torneo es España”.

Compartir el artículo

stats