24 de mayo de 2010
24.05.2010

Una bañista con mostacho

La presencia de una foca merodeando por los arenales de Poniente y El Arbeyal anima aún más una jornada festiva en la que los gijoneses se lanzaron a las playas

24.05.2010 | 02:00
La foca localizada por la Cepesma, en una imagen tomada en Ribadesella.

R. GARCÍA
Gijón ya no es la sede marítima de Europa pero el mar sigue siendo el centro de su vida. A orillas del Cantábrico pasaron ayer la jornada centenares de gijoneses que dieron por inaugurado oficialmente el verano 2010 y, con él, la temporada de playa. Y lo hicieron junto a un visitante de excepción: una foca común que en los últimos dos días se ha dejado ver en los arenales de Poniente y El Arbeyal. El animal proviene, según los datos de los que dispone la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma), de la localidad de Norfolk, en el Reino Unido.

Los miembros de esta organización aseguran que el animal ha estado merodeando por los alrededores del acuario desde el pasado jueves y dejándose ver, aunque de lejos la mayor parte del tiempo, en los arenales de la zona oeste. Antes se la había visto en Ribadesella y Colunga. La foca se mostró «cordial» la avistaron y comunicaron su presencia al 112 y la Cepesma. Se trata de una foca común subadulta en buen estado y que tiene un crotal en las aletas caudales, concretamente en la izquierda de color amarillo. Aunque no ha sido posible reconocer la inscripción del crotal, ni su numeración, es posible que se trate de un ejemplar macho que en el mes de agosto del año 2006 fue recogida con sólo 9 kilos de peso, recuperada y posteriormente liberada con 39 kilos en el estuario de Wahs, en la localidad de Norfolk.

Otros como ella también chapotearon en el agua. La ausencia de nubes en el cielo y las altas temperaturas invitaban al baño. La estación meteorológica de Somió registró una temperatura máxima de 20,2 grados alrededor de las cuatro de la tarde. El sábado se alcanzaron los 22 grados, la cifra más alta en lo que va de mes. No extraña por tanto que los arenales gijoneses estuvieran repletos. Entre ellos dos jóvenes de Laviada Corina Donie y Javier Mata, que no quisieron perderse el buen tiempo. «Hemos venido a pasar la tarde para disfrutar del buen tiempo, asegura Mata. Ambos auguran «un buen verano» y bromean: «Ya teníamos ganas de que llegara el buen tiempo». Ellos han disfrutado ya de dos baños que inauguran su particular temporada estival.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para la próxima semana que Gijón pierda parte de este buen tiempo. Las temperaturas previstas para el sábado oscilarán entre los 13 y los 19 grados. La posibilidad de precipitaciones se sitúa, eso sí, en tan solo el 25 por ciento. Si el día no acompaña para estar tumbado en la playa lo que se puede es pasear por el Muro. Una opción a la que se acogieron también muchos ciudadanos durante el fin de semana. El aumento de paseantes se notó, por ejemplo en la venta de helados, aunque menos de lo que le hubiera gustado al vendedor de uno de los puestos del Muro, Jaime Valiente: «La gente no gasta ya ni bromas pero bueno sí que se nota un poco más de gasto, aunque muy poco, cuando llega el fin de semana». Y que dure.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine