Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia aumenta la condena a Juanele y fuerza que vuelva a ingresar en prisión

Los jueces retiran la suspensión de su entrada en la cárcel a cambio de un tratamiento psiquiátrico y elevan su pena a un año de privación de libertad

Juanele, en el banquillo de los acusados.

Juanele, en el banquillo de los acusados. ÁNGEL GONZÁLEZ

Juanele podría volver a la cárcel. La sección tercera de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo, ha elevado a un año de prisión la pena de cinco meses de privación de libertad que el juzgado de lo penal número 2 de la ciudad le había impuesto hace

La suspensión de la medida sustitutoria de cárcel, unida a los antecedentes penales con los que cuenta el exjugador del Sporting, el Tenerife y el Zaragoza, llevarán de nuevo a Juan Castaño Quirós a pisar la prisión de Villabona en cuanto se ejecute el fallo. La juez de lo penal, en contra del criterio que ahora esgrime la Audiencia, había argumentado en su sentencia que en este caso debía hacerse una interpretación del derecho "pro reo" -a favor el reo-, lo que, a su juicio, suponía a la vez una valoración "pro societas", ya que el control médico del acusado -aseguraba la magistrada-, era preferible a su simple ingreso en prisión, tanto para su curación como para el interés de la víctima y en general de la sociedad. Con el tratamiento se trataba de evitar situaciones tan violentas como la vivida en este caso por la denunciante en este procedimiento, la exnovia del futbolista. La juzgadora tuvo en cuenta "la patología dual con la coexistencia de trastorno por dependencia a alcohol y trastorno de la personalidad de inestabilidad emocional de tipo impulsivo y trastorno bipolar", de los que fue diagnosticado Juanele en el año 2007.

Los hechos que llevaron al exfutbolista al banquillo y que tanto la juez de lo penal como la Audiencia han dado por probados tuvieron lugar en julio de 2014. El exfutbolista acudió a la peluquería de la mujer con la que había compartido tres años de relación después de haber consumido alcohol. Sacando un bate de béisbol de entre sus ropas Juanele golpeó "en repetidas ocasiones" a la denunciante en la mano, la cabeza y la espalda. La hija de la víctima, de ocho años, presenció la agresión. Los jueces dieron credibilidad al testimonio de la víctima, que calificaron como "contundente, coherente, persistente, tajante y lógico". En cuanto se dio a conocer la condena la abogada de la denunciante, Salomé Miranda, anunció su intención de recurrir el fallo ante la sección tercera de la Audiencia. "Me parece una condena irrisoria, no es normal que porque una persona esté bebida pueda intentar matar a alguien", afirmó entonces la víctima, Ana Belén Espinosa. La acusadora sostenía que el seguimiento a las enfermedades mentales de Juanele se debía de realizar "desde dentro de la cárcel". Juan Castaño Quirós ya estuvo en prisión en 2011 por dos condenas consecutivas.

La exnovia de Juanele interpuso, meses después, una segunda denuncia contra Juanele por violar una orden de alejamiento. El juzgado penal archivó entonces la causa por basarse, aseguró el juez, en "meras sospechas".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats