26 de noviembre de 2018
26.11.2018

El foco de las bombas durante la contienda

26.11.2018 | 02:40

La ciudad de Gijón, que fue el último bastión republicano del Frente Norte durante la Guerra Civil, ha pasado a la historia como una de las ciudades norteñas que más bombardeos sufrió durante los años 1936 y 1937 por parte de la aviación franquista y con la ayuda de la Legión Cóndor de Hitler. Los gijoneses, por tanto, tuvieron que habilitar a la carrera lugares en los que poder guarecerse. Los historiadores calculan que la ciudad llegó a albergar unos 190 resguardos de protección antiaérea, en su mayoría, garajes y portales privados reformados sobre la marcha. El refugio más relevante de la época fue el de Cimadevilla (en el círculo), con una capacidad de 500 metros cuadrados y capacidad para 1.200 personas. Su entrada más conocida está en la calle de Claudio Alvargonzález, pero hay otras dos en lo que ahora son la Colegiata de San Juan y la plaza de Arturo Arias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído