La primera tina de bonito de la lonja de Gijón se la llevó pasadas las siete de la mañana la pescadería "El Kiku", de Tazones (Villaviciosa). Celso Sánchez, su gerente, pujó a 14,03 euros el kilo. A subasta salieron en total 71 cajones y las 70 restantes se las adjudicó Alimerka, a 12,96 euros el kilo. "Necesitábamos para vender, será el pescado que entre para el resto de la semana", apuntó Armando Prendes Tuñón, el responsable de las pescaderías de Alimerka, que añadió que "la marea, al haber hecho dos paradas, ha sido buena. Por como empieza la campaña, creo que va a ir bien. Hay más pescado grande que pequeño, al contrario que otros años"

VÍDEO: Así fue la subasta del primer bonito de la temporada en la lonja de Gijón

Por su parte, Celso Sánchez indicó que la subasta que marca el principio de la costera se desarrolló "según lo esperado". "Ya son varios años que compramos el primer bonito de Gijón, para nosotros es un orgullo", añadió. "Es una muestra de profesionalidad que le damos a los clientes, que siempre exigen la mayor calidad, el mejor pescado es el último que se pesca, por eso cogimos los primeros", prosiguió el responsable de la firma, que detalló que el precio por el cual se adjudicó la venta entraba dentro de "lo esperado".

El "María Digna 2" fue el barco encargado de traer el bonito ayer a la Rula de Gijón. La embarcación vasca, (la mayoría de sus tripulantes son de Bermeo) trajeron 10.000 kilos. Juan Carlos García Suárez, el patrón del barco, salió de la Rula de Gijón con una sonrisa de oreja a oreja por la transacción. "Mira que he hecho varios campanus de Avilés, con un precio superior, pero nunca he salido más contento que hoy. No esperaba ese precio, esperaba sobre los nueve euros", zanjó.