Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ebhisa plantea reducir su plantilla por la descarbonización y Arcelor

La terminal de El Musel anuncia un ERE para 36 trabajadores, amortizar otros 8 puestos y rebajar un 18% los sueldos dos años

Instalaciones de Ebhisa.

Instalaciones de Ebhisa. Julián Rus

La terminal de minerales de El Musel, Ebhisa, ha planteado un ERE para despedir a 36 trabajadores junto a la amortización de otros 8 puestos de trabajadores en jubilación parcial, lo que supone reducir en un 30,59% su plantilla actual, que pasaría de 134 a 93 trabajadores. El motivo son las pérdidas en las que está incurriendo la empresa por el acusado descenso de tráficos debido al cierre de centrales térmicas y también a la crisis de Arcelor. La sociedad, controlada por la Autoridad Portuaria, abrió ayer el periodo de consultas con los representantes de los trabajadores sobre el ERE.

La reducción de producción de Arcelor y el cierre de las centrales térmicas ya había llevado a la empresa a aplicar una regulación temporal de empleo desde el pasado 4 de mayo y que está vigente hasta diciembre de 2021. La terminal considera ahora insuficiente esa medida, ante lo que ha planteado el ERE y la reducción entre uno y dos años de un 18% del salario de los trabajadores que conserven su empleo, para poder pagar las indemnizaciones de los que va a despedir.

La empresa ha puesto sobre la mesa dos propuestas para iniciar la negociación. La primera consiste en que 14 de los 36 afectados por el ERE pidan la baja voluntaria, al haber cumplido la edad de jubilación –alguno de ellos tiene 69 años–, lo que permitiría a la empresa ahorrarse 920.000 euros en indemnizarlos. En el caso de que asumieran su baja voluntaria estos 14 trabajadores, la empresa plantea que la reducción salarial del 18% para la plantilla se aplique sólo en 2021. En caso contrario, en 2021 y 2022. El coste para la empresa (sueldos y seguridad social) de estos 14 trabajadores con la edad de jubilación cumplida suma 1,2 millones de euros, esto es, una media de 85.000 euros por trabajador.

En conjunto, la empresa prevé ahorrar 2,8 millones dando de baja a los 36 trabajadores incluidos en el ERE. Las indemnizaciones que tendría que asumir oscilan entre los 1,03 millones de euros si el ERE se reduce a 22 empleados hasta los 1,95 millones en el caso de que también haya que indemnizar con una anualidad a los 14 empleados jubilables.

El ERE lo están negociando por la parte social el comité de empresa (integrado sólo por UGT tras la dimisión en bloque de CSI) más un delegado sindical de CSI y asesores. Entre la información que les ha facilitado la dirección figura que la previsión de EBHISA es cerrar este año con unas pérdidas de 8,4 millones de euros y un endeudamiento de 13,5 millones.

La empresa preveía al inicio del ERTE concluir 2020 con 7,5 millones de toneladas descargadas y superar los 9 millones anuales entre 2021 y 2023. Las nuevas previsiones son concluir el año con 6,9 millones y que el promedio para el próximo trienio sea de 7,5 millones de toneladas anuales.

Esta última cifra supone contar conque Arcelor no va a recuperar su actividad anterior a la crisis en los próximos tres años. A plena capacidad, Arcelor descarga 9 millones de toneladas de mineral de hierro y carbón siderúrgico por Ebhisa (el promedio entre 2015 y 2019 fue de 8,6 millones de toneladas anuales). Las descargas de Arcelor para este año alcanzarán apenas los 4,8 millones de toneladas.

En cuanto al carbón térmico, se va a pasar de los 5,5 millones de toneladas de 2017 a los 2,1 millones de este año, medio millón de EdP y la mayor parte del resto de NMR.

Compartir el artículo

stats