Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Grupo plantea taludes revegetados para salvar el anillo navegable del Piles

Además de aumentar la sección del canal, el club propone el análisis y renovación frecuente del agua y su mantenimiento con medios mecánicos

Un tramo del anillo navegable del río Piles. | Ángel González

Un tramo del anillo navegable del río Piles. | Ángel González

El Grupo Covadonga propondrá rebajar los muros de hormigón del anillo navegable del Piles hasta la cota del canal de navegación, creando taludes en los que se planten especies vegetales de ribera, para evitar el cierre de la infraestructura deportiva, que prepara el Ayuntamiento. Se trata de una idea que permitiría ampliar la sección hidráulica del río en esa zona, algo que reduciría el riesgo inundaciones en el entorno durante las crecidas. La entidad presentará hoy el informe encargado a un equipo liderado por el profesor de la Universidad de Zaragoza Francisco Pellicer Corellano para contrarrestrar los argumentos del Consistorio.

El Grupo considera carente de rigor el informe encargado por el Ayuntamiento que recomienda eliminar el anillo navegable, mientras que en la directiva también hay malestar con la propuesta, en el mismo sentido, lanzada por Ecologistas en Acción, que en su opinión incrementaría el riesgo de crecidas al considerar que reduciría la sección hidráulica del río con escolleras con aportes de tierra y vegetación.

La propuesta que hoy será presentada con todo lujo de detalles incluye medidas a corto y a largo plazo para el río. Entre las propuestas figura el rebaje de los actuales muros verticales del anillo navegable, que sólo ofrece ventajas, a juicio de los grupistas.

La renovación periódica del agua del anillo navegable es otra de las claves que defiende el Grupo. En este sentido, plantea realizar análisis frecuentes de la calidad de las aguas que entran en el anillo navegable, obteniendo así información para adoptar la siguiente propuesta, que es la renovación frecuente del agua retenida mediante la apertura y cierre de las compuertas del anillo navegable. La entidad deportiva resalta que estos dos aspectos, análisis de la calidad del agua y renovación frecuente de la misma, son de bajo presupuesto y medidas simples que harían prácticamente inapreciable la influencia del anillo navegable sobre la calidad del agua del Piles.

Mayor esfuerzo económico requeriría cambiar los actuales muros verticales por un talud con vegetación, así como otra de las medidas que proponen, consistente en realizar con la frecuencia necesaria el matenimiento del canal, eso sí, utilizando medios mecánicos que sean menos costosos y más eficientes que los actuales. Desde el Grupo se sostiene que el dragado del anillo navegable solo parece que fuera necesario en el caso de que el volumen de sedimentos obstruyera la práctica deportiva o incrementara el riesgo de inundaciones.

La directiva grupista concluye que el anillo navegable no es un espacio que contribuya a generar el problema de contaminación del Piles, sino que sufre las consecuencias de esa contaminación. En este sentido, apunta que la salubridad de las aguas del Piles, con incidencia directa en la playa de San Lorenzo, exige corregir los vertidos de aguas residuales en toda la cuenca, tanto en la zona rural como en el tramo urbano, donde se agudiza el problema de los vertidos.

El Grupo contempla el futuro del anillo navegable como parte de lo que debiera ser una operación de mayor alcance, con la creación de corredores verdes y azules en los ríos y riberas de la cuenca del Piles, en el que la conexión entre el espacio rural y natural y el urbano se efectuaría precisamente en el anillo navegable con el nuevo diseño propuesto.

La entidad deportiva insiste en que el río tiene problemas desde hace cien años y que se deben de abordar las causas de los mismos y no sus manifestaciones.

Algunas ideas

  1. Sección. Como alternativa a la eliminación del anillo, el Grupo plantea cambiar los muros verticales de hormigón por un talud con vegetación, lo que aumenta la sección del río.
  2. Compuertas. La propuesta grupista incluye renovar frecuentemente el agua, además de hacer análisis periódicos de la calidad de las aguas a la entrada del anillo.
  3. Mantenimiento. Plantea emplear medios mecánicos más eficientes y baratos que el sistema empleado actualmente para limpiar el fondo del canal y hacerlo cuando sea necesario.

Compartir el artículo

stats