DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gato de Cristiano Ronaldo descansa en Gijón: la historia de cómo el minino "Pepe" acabó en Asturias tras ser atropellado en Turín

La mascota del astro se recupera con el escultor gijonés Carlos García y su pareja, Ivana Rodríguez, cuñada del exjugador del Real Madrid

"Pepe", el gato de Cristiano

"Pepe", el gato de Cristiano

Asturias tiene un gato galáctico dentro de sus fronteras. Se lesionó, recorrió casi dos mil kilómetros en un jet privado, salvó su vida y ahora ronronea tranquilo y feliz mientras disfruta de la brisa gijonesa.

Y es que el felino de Cristiano Ronaldo, la superestrella de la Juventus de Turín y exgoleador del Real Madrid, se recupera en Gijón de sus heridas de guerra. El minino de oro se llama “Pepe”, es un gato raza esfinge que cuesta un buen pellizco y hace varias semanas sufrió un grave atropello, en Turín, que causó una gran preocupación en la familia Ronaldo por el apego que sienten hacia su mascota. La tienen desde hace unos dos años. Tanto cariño le profesa Ronaldo al exótico “Pepe”, que el astro no escatimó en gasto alguno y fletó su avión privado para que el gato fuese trasladado a España desde Turín y así tratarse de sus heridas en las mejores clínicas veterinarias.

Cristiano y Georgina, con Pepe

Cristiano y Georgina, con Pepe

Después de varios tratamientos lejos de Asturias, “Pepe” descansa en Gijón con la cuñada de Cristiano, la “influencer” Ivana Rodríguez (hermana de Georgina Rodríguez, novia del portugués), que a su vez es la pareja de Carlos García, escultor y pintor gijonés, y entre otras muchas obras autor del busto del futbolista que luce en el aeropuerto de Madeira (Portugal).

García y Rodríguez residen en Gijón y cuidan de “Pepe” con el máximo sigilo posible y viven encantados con la mascota. El minino está prácticamente recuperado de su atropello, pero por el momento seguirá en Asturias hasta organizar su vuelta a Italia. Ya camina por sí mismo con buenas vistas al mar y, además, en Gijón ha hecho un buen amigo: “Zar”, el gato de los cuñados de Cristiano. “Zar” y “Pepe” comparten domicilio y raza. Son exóticos esfinges, una raza de gatos que destaca por tener poco pelo y ser excesivamente delgados. Ambos se llevan a las mil maravillas, según confirman a LA NUEVA ESPAÑA fuentes cercanas a Cristiano Ronaldo.

El astro está constantemente informado de cómo le va a su adorado “Pepe” en Gijón. Con el traslado del felino galáctico aumenta la conexión de Cristiano con Asturias. Ivana Rodríguez es su cuñada y Carlos García es su artista de cabecera. El gijonés fue la persona a la que encargó Cristiano sustituir el busto que hizo el portugués Emanuel Santos en el aeropuerto de Madeira. El poco parecido de la figura con el futbolista causó polémica y el astro recurrió a García, que solucionó el desaguisado puliendo otra figura que sí contentó al futbolista. Recientemente, el gijonés también regaló una instalación a Cristiano y a Georgina con sus iniciales separadas por un corazón sobre luces de neón. La obra también viajó en avión privado.

Carlos García e Ivana Rodríguez, en la senda de El Cervigón de Gijón. Debajo, el felino. | Instagram

García también es el autor de una pintura que luce en la sala donde se reúne el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias, un cuadro que se titula “Soy lo que fui”. También esculpió a Anselmo López, el fundador del Sporting, en un busto que está en el túnel de vestuarios de El Molinón. Ahora, junto con Ivana Rodríguez, compagina sus obras con los cuidados de “Pepe”.

El gato de Cristiano ya comparte un curioso estatus con otra mascota galáctica, en este caso el perro de Messi, un dogo de Burdeos de nombre “Hulk”.

El canino fue un regalo de la mujer del argentino, Antonella Roccuzzo, que nació a las afueras de Avilés. Messi lo tiene desde hace cinco años. “Pepe” y “Hulk”, pertenecientes a los dos mejores jugadores de los últimos tiempos, tienen algo en común: Asturias.

Compartir el artículo

stats