Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otea refuerza su junta directiva en Gijón para dar protagonismo a hoteles y pubs

El equipo, con 20 miembros, negociará aplazar la exención de tasas de terrazas y abrir el ocio nocturno: “Somos más seguros que el botellón”

Ángel Lorenzo.

Ángel Lorenzo.

Una junta directiva de 20 personas, más numerosa de lo habitual, para dar cabida a la hotelería (históricamente más apartada de puestos de responsabilidad) y a subsectores de la hostelería que permitan poner sobre la mesa iniciativas más especializadas. Esta es la premisa de la nueva junta directiva de Otea Gijón, presidida por Ángel Lorenzo, que ha cerrado ya un variado equipo con otros 19 compañeros de distintos ámbitos laborales. Ahora, en la junta están representados los bares y restaurantes, pero también los hoteles, los campings, los merenderos, las vinaterías y los pubs. “Queríamos hacerlo así para abarcar todos los sectores posibles y de todas las áreas geográficas de Gijón. Es la única manera de poder contar con iniciativas y reivindicaciones que respondan a todas las necesidades de la hotelería y hostelería, tan diversas”, razona el presidente, que espera una laxitud inminente en las restricciones al sector.

Entiende Lorenzo que las próximas semanas serán decisivas para el gremio. Se avecinan dos grandes retos: negociar su anunciada propuesta de habilitar casetas en la Semana Grande para dinamizar la actividad y ver cómo el fin del estado de alarma el próximo día 9 de mayo afecta, especialmente, a la hostelería centrada en el ocio nocturno. “El tema de las casetas todavía sigue pendiente de reunión, pero sobre el ocio nocturno sí queremos pedirle a Principado que nos dejen abrir. Ha sido un año largo de cierre salvo un mes y medio y ya no se puede esperar más”, razona el presidente. Su impresión es que una vez deje de haber toques de queda y restricciones puntuales de movilidad, el ocio va a regresar a la calle con o sin bares. “Algunos jóvenes que ven que parte de su familia ya está vacunada tienen menos miedo al virus y están quedando en parques y carbayeras, en casas y garajes. Los propios padres nos dicen que prefieren que estén con nosotros, vigilados”, asegura. Su opinión es que en un pub el virus se puede controlar mejor que en un botellón. “En el sector estamos preparados para volver a trabajar con medidas de seguridad. Es mucho más seguro que los jóvenes estén en espacios con medidas que por parques sin vigilancia. Y ese problema está a punto de agravarse”, aclara Lorenzo, que recuerda que el cierre hostelero “no es solo un problema de empresarios, sino de todos los empleados que aún siguen en ERTE”.

La nueva junta directiva, para su presidente, “tiene ahora a gente con mucha ilusión y ganas de trabajar” que aportará un perfil “dialogante”, por lo variado de sus miembros, y que aspira a plantear iniciativas más adaptadas “a los tan diversos subsectores” del gremio. A nivel local, la medida más inminente será negociar la posibilidad de alargar la exención del pago de tasas de terrazas, una medida que, en principio, podría acabar a la vez que el estado de alarma. “Sigue siendo necesario”, opina Lorenzo.

La nueva directiva de Otea en Gijón

  • Ángel Lorenzo (Grupo Gavia)
  • Élida Suárez (Hotel Môderne)
  • Alejandro López (Alec Group)
  • Pilar Álvarez (Sidrería El Restallu)
  • Lauren Castañón (Restaurante El Tendido)
  • Tony Amieva (Camping de Deva)
  • Jorge Costales (Casa Ferino)
  • Álvaro Fernández (Restaurante Viñao)
  • Gianina Pirvu (Bohème)
  • Javier González (Sidrería El Llavianu)
  • Juan Caso (Casa Yoli)
  • Alberto Porto (Vinos y Chacinas)
  • Geli Zarracina (Vinacoteca Geli Zarracina)
  • Raúl Rodríguez (Bar La Tabacalera)
  • Santiago Figaredo (Pub Gallery)
  • Martín Fernández (Bar Café El Viajeroh)
  • José del Valle (Bar Zero5)
  • Ana María Pirvu (Bohéme Vinatería)
  • Cristian Fernández (Cóctel-bar Depintxos)
  • Ricardo González (El Naranjo)

Compartir el artículo

stats