DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Feria de Muestras tendrá comedor común para los stands hosteleros y no dejará consumir en barra

Personal de la Cámara de Comercio se encargará de la higiene y limpieza de las mesas del nuevo espacio, que estará próximo a la zona de comidas

Visitantes de la última edición de la Feria de Muestras, en 2019, en un local hostelero.

Visitantes de la última edición de la Feria de Muestras, en 2019, en un local hostelero.

Asegurar que se mantienen los servicios de hostelería evitando las aglomeraciones que tradicionalmente se producían en esa zona del recinto ferial “Luis Adaro” durante pasadas ediciones de la Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA) es uno de los principales objetivos que se ha fijado la Cámara de Comercio de Gijón para el certamen de este año, tras la suspensión de 2020 por el coronavirus. Y la organización del certamen ya ha encontrado una solución, que pasa por habilitar un comedor común al aire libre para los clientes de todos los stands hosteleros y prohibir el consumo en las barras, a donde sólo se podrá acudir a adquirir los platos y bebidas.

La Cámara de Comercio trabaja con la convicción de que este año sí habrá Feria, en especial por el avance en las vacunaciones contra el coronavirus, y ya ha mantenido contactos con los expositores habituales del clásico certamen veraniego. La limitación de aforos, la reducción de espacio para stands dentro de los pabellones para ampliar los pasillos y la bajada de los precios a los expositores por ambas circunstancias y la previsible reducción del número de expositores serán algunas de las particularidades de una edición que contará con todas las medidas de higiene y de control que ya se han venido utilizando en los eventos de menor magnitud organizados desde agosto del año pasado.

Una de las principales diferencias respecto a ellos es la presencia de la hostelería en FIDMA, que atiende tanto a los trabajadores de otros stands como a visitantes. Las soluciones que finalmente se adopten deberán de contar con los parabienes de la Consejería de Salud. Pero el planteamiento ya está claro. La Cámara quiere habilitar un comedor común, con adecuada separación entre mesas y de cuya higiene y limpieza se encargaría su propio personal. Un espacio que contribuirá a contrarrestar las dudas que varios integrantes del gremio hostelero tenían el año pasado sobre su participación en la Feria, anunciando, antes de que la misma acabara siendo cancelada por el Principado, que con las restricciones que se estaban planteando su rentabilidad no estaba garantizada.

La prohibición de consumir en barra y la limitación de mesas en sus terrazas se mantendrá para estos stands, pero la contrapartida será que los clientes podrán utilizar el comedor común. Otro aspecto vinculado a la comida sí que está en el aire. Tras la inauguración del certamen, que se hará en el Palacio de Congresos con el aforo permitido para entonces, está por ver si se celebrará el tradicional ágape que tras cada apertura la Cámara ofrecía tradicionalmente en el Tendayu del Pueblo de Asturias.

Compartir el artículo

stats