Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acepta tres años de cárcel por traficar con cocaína, hachís y cannabis en Gijón

El procesado, que solicitará la suspensión de la condena, reconoció los cargos tras reconocer el fiscal su adicción a las drogas

El procesado, ante el tribunal de la sección octava de la Audiencia.

Un gijonés de 59 años procesado por un delito contra la salud pública después de ser sorprendido por la Policía Nacional con distintas cantidades de cocaína, hachís y cannabis destinadas a la venta aceptó este jueves una condena de tres años de cárcel y el pago de una multa de 3.000 euros. Este individuo, de iniciales J. M. V. F. y con antecedentes por hechos similares, reconoció los cargos ante el tribunal de la sección octava de la Audiencia tras alcanzar un acuerdo con el Ministerio Fiscal, que aplicó la atenuante de drogadicción para rebajar su petición inicial de prisión, de seis años. Mantuvo eso sí la agravante de reincidencia, pues ya había sido condenado por venta de estupefacientes en los años 2011 y 2014.

Este individuo, que tras el acuerdo solicitará la suspensión de la condena para evitar su ingreso en prisión, fue interceptado por la Policía en enero del pasado año cuando se encontraba en su vehículo en la calle Balagón, obstaculizando uno de los carriles. Se le dio el alto y se practicó el correspondiente cacheo, interviniéndole una papelina en el interior del calcetín, dos más en la goma del calzoncillo y otras dos en sendos bolsillos. También registraron el vehículo, hallando una caja metálica con bolsas de plástico que contenían sustancias estupefacientes. Además, en una bandolera apareció una navaja de tipo estilete, billetes y monedas de distinto valor (en suma, 1.577 euros) y una libreta con distintas anotaciones.

Las sustancias intervenidas, "que estaban destinadas a la venta a terceros", como refleja el fiscal en su escrito de acusación fueron analizadas por el laboratorio, revelando que este individuo poseía en el momento de su detención 5,3 gramos de resina de cannabis; otros 4,89 gramos de cocaína con una riqueza del 69,5% y 1,94 gramos de heroína con una riqueza del 41,8%, y un valor en el mercado ilícito de 32,33 euros en el caso de la resina de cannabis, 1.019,02 euros la cocaína y 474,78 euros la heroína. El procesado estuvo defendido por la abogada Ana Gloria Rodríguez.

Compartir el artículo

stats