Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Musel eleva en 1,2 millones su previsión de tráficos de graneles sólidos por Arcelor y EDP

El consejo de administración da vía libre al proyecto de la piscifactoría de lenguados, con un plazo de 28 meses para ejecutar la obra

Al fondo, vista del Muelle Norte de la ampliación de El Musel, el pasado 9 de junio. | Ángel González

La Autoridad Portuaria de Gijón ha elevado en 1,2 millones de toneladas sus previsiones de tráficos de graneles sólidos para este año por el incremento en el consumo de carbón térmico y también por el aumento de la actividad de las factorías asturianas de ArcelorMittal y las térmicas de EDP. La previsión es cerrar el año con 13,87 millones de toneladas de graneles sólidos, sólo 300.000 menos que en 2021, frente al cálculo de 1,5 millones de toneladas de retroceso que se preveía en el plan de empresa elaborado el año pasado por el Puerto para 2022. Mientras se revisa al alza el tráfico de materias primas para la siderurgia y de carbón térmico, en el resto de graneles sólidos que se mueven por El Musel se prevé una disminución en términos generales.

El Musel cerró el primer semestre del año con un incremento en sus tráficos del 13,60%, totalizando las 9.453.856 toneladas. A este crecimiento ha contribuido en gran medida el aumento en un 27% de los tráficos de Ebhisa, hasta alcanzar las 5.706.130 toneladas en esta terminal por la que descargan sus materias primas Arcelor y EDP, además de otras empresas, según se informó ayer en consejo de administración del Puerto.

El aumento de tráficos en El Musel es especialmente significativo en lo que respecta al carbón térmico, con un 138% más en el primer semestre de este año respecto al mismo periodo de 2021, un aumento en el que no sólo computan las descargas para las térmicas de EDP si no también acopios de operadores de carbón, como los que ha comenzado a hacer el principal broker internacional de productos energéticos, Vitol Group, con vistas al reenvío posterior a otros países.

El carbón siderúrgico también ha experimentado un aumento relevante en el Musel, del 28% en el primer semestre. Los aumentos de las descargas de carbón tanto térmico como siderúrgico no están relacionados exclusivamente con las necesidades de consumo inmediatas, si también con los acopios que están realizando las empresas ante la decisión de la UE de prohibir la entrada de cualquier cargamento de carbón de Rusia a partir del próximo 10 de agosto.

En cuanto a otros productos, los graneles líquidos aumentaron en un 24,70% en el primer semestre, totalizando 480.653 toneladas, fundamentalmente de butano y propano. En lo que se refiere a mercancía general, con un total de 634.833 toneladas en el primer semestre, se ha producido un retroceso de 32%, marcado en gran medida por el descenso de las toneladas transportadas en contenedor, 150.000 menos. Entre ellas destaca la bajada de un 27% de los productos metalúrgicos, un 8% de los químicos y un 20% de los siderúrgicos.

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria aprobó ayer las cuentas de 2021, con un beneficio neto de 5.735.737 euros. Además, se aprobó la amortización anticipada de cerca de 24 millones de euros del crédito que le concedió el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para acometer la obra de ampliación. Los buenos resultados económicos del Puerto en los últimos años han permitido esa amortización que le permitirá ahorrarse 2 millones de euros en intereses.

Esa amortización anticipada implica que, cuando concluya 2022, el Puerto habrá devuelto ya el 36,47% de los 465 millones de euros que le concedieron el BEI y Puertos del Estado para financiar la obra de ampliación. Esto es, habrá amortizado 169,61 millones de euros, teniendo pendientes los 295,39 restantes (119,16 del crédito del BEI y 176,23 del de Puertos del Estado).

Los ingresos que genera el Puerto, junto a la renegociación que se hizo de los tipos de interés de varios tramos de los créditos, están permitiendo a El Musel devolver con holgura los préstamos a la vez que destinar fondos a otras inversiones.

Autopista del mar en 2024

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria aprobó ayer el Plan de Empresa para 2023 que remitirá a Puertos del Estado para su ratificación. El plan contempla que tanto la regasificadora de El Musel como la Autopista del Mar comiencen a operar en 2024.

Otro de los asuntos con luz verde fue la concesión por 30 años a Aquacría La Figal (del grupo Sea 8) de una parcela de 9.890 m2 en la explanada de La Figar para la primera fase de la piscifactoría de lenguados que van a desarrollar, con una inversión inicial de 12.238.875 euros. La empresa tiene ahora un plazo de seis meses para iniciar las obras, que deberán estar concluidas en un máximo de 28 meses. También le otorga en concesión 3.553,65 m2 durante dos años para ejecutar las conducciones de energía eléctrica, traída y vertido de agua necesarias para que funcione la piscifactoría.

El Consejo aprobó la segregación de los 36.949,20 m2 que va a vender a Armón por 3,53 millones de euros; la licencia para la prestación del servicio de practicaje por 10 años; concesiones a Pescados Sanz, MSC, El Musel S.L. y al Grupo Gavia (en este caso para un baño para personas discapacitadas en el Ocean). La concesión de la varada de Fomento, que se preveía adjudicar ayer, se pospuso para el próximo Consejo por una cuestión burocrática.

Puertos del Estado da el visto bueno a los primeros 120.000 m2 para fabricar eólicos


Puertos del Estado ha dado el visto bueno al cambio de uso de 120.000 m2 en la ampliación de El Musel, que le había solicitado la Autoridad Portuaria, para poder destinar con celeridad ese terreno a la fabricación de aerogeneradores marinos. Unos 400.000 m2 del medio millón que tiene la explanada del Muelle Norte de la ampliación de El Musel pueden acabar dedicándose a la fabricación de aerogeneradores, dado que ya hay tres empresas que han mostrado su disposición a implantarse en esos terrenos, Zima, Moncobra y Duro Felguera. Para ello es preciso el cambio de uso, actualmente comercial –para el trasiego de mercancías– a auxiliar de servicios, que es el que permitirá que se desarrolle una actividad fabril. El cambio de uso de los primeros 120.000 m2 se está realizando mediante un procedimiento acelerado, al ser un 15% de los 804.971 m2 de superficie comercial de El Musel. El resto del terreno disponible en el Muelle Norte requerirán de una tramitación más larga. Tras el visto bueno de Puertos del Estado, la tramitación pendiente para ofertar esos 120.000 m2 a las empresas interesadas se prevé que sea rápida, en cuanto la decisión ministerial se publique en los boletines oficiales.

Compartir el artículo

stats