El Musel pide destinar a eólicos otros 400.000 metros cuadrados de la ampliación

La Autoridad Portuaria plantea flexibilizar los usos del muelle norte ante el interés de tres empresas en fabricar aerogeneradores

El muelle norte de El Musel. | Julián Rus

El muelle norte de El Musel. | Julián Rus / S. F. Lombardía

El Musel mueve ficha en su apertura hacia el sector eólico. La Autoridad Portuaria acaba de someter a información pública una propuesta de modificación de su actual Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (DEUP) para flexibilizar el uso de unos 400.000 metros cuadrados del terreno de su ampliación. Una decisión que surge después de que al menos tres empresas hayan mostrado ya su interés por instalarse en el Puerto gijonés para fabricar eólicos y después de que Puertos del Estado haya dado el visto bueno para destinar a este uso otros 120.000 metros cuadrados. La nueva modificación se somete ahora a un período de alegaciones y deberá ser aprobada por Puertos del Estado y por el Ministerio de Transportes.

La empresas que han puesto sus ojos en El Musel para emprender en el sector de eólicos son Zima, Moncobra y Duro Felguera. Y, según explican desde la Autoridad Portuaria, las tres siguen interesadas, pero con proyectos "con distintos grados de maduración y tramitación". La primera en apostar por Gijón fue Zima Equity Investments, que solicitó 128.005 metros cuadrados del muelle norte para invertir 120 millones de euros en un centro de producción y logística de componentes de aerogeneradores marinos. Calcula crear 800 puestos de trabajo, 300 de ellos directo. Lo hizo a finales del año pasado, y fue entonces cuando, tras abrir la Autoridad Portuaria un trámite de competencia para estudiar el interés de otras entidades, Duro Felguera planteó hacerse con 380.000 metros cuadrados del muelle. Moncobra, por su parte, ha planteado usar 200.000 metros cuadrados para construir estructuras de sustentación de aerogeneradores marinos con unos 28 millones de euros de inversión. Estima emplear a 500 trabajadores directos.

La modificación de uso de estos 400.000 metros cuadrados busca calificarlo como un espacio de usos auxiliares. Esto significa que este más de medio millón de metros cuadrados libres no tendrían que destinarse únicamente a proyectos relacionados con la energía eólica –desde el Puerto aclaran que ahora toca aclarar "por proyecto y por espacio" el plan de cada posible empresa interesada–, si bien, hasta ahora, el eólico es el principal sector que parece estar interesado en los terrenos ampliados de El Musel.

La primera modificación, que afectó a 120.000 metros cuadrados del muelle norte y ya aprobada por Puertos del Estado, está solo pendiente de su publicación oficial en el BOE para hacerse firme, lo que permitiría empezar a concretar los proyectos. Esta nueva modificación, por su parte, inicia hoy un período de 45 días hábiles para su consulta pública para que entidades y empresas interesadas puedan presentar sus alegaciones u observaciones al cambio. Después, tanto Puertos del Estado como el Ministerio de Transportes deberán dar su visto bueno al plan para hacerlo definitivo.

Suscríbete para seguir leyendo