Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan la quema de doce contenedores en Gijón

Los bomberos tuvieron que intervenir hasta en cinco calles en apenas una hora en la zona oeste | “Al haberse producido en horas y localizaciones cercanas hace indicar que se deben a actos de vandalismo”, señalan desde el servicio

Intervención de bomberos. Bomberos de Gijón

Doce contenedores y un coche quemados y un edifico afectado. Este es el balance después de una noche en la que el servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos de Gijón tuvo que intervenir hasta en cinco puntos diferentes de la zona oeste de la ciudad para sofocar los incendios originados en apenas una hora, entre las cinco y las seis de la madrugada. Dada la proximidad de los fuegos y margen temporal, los expertos de bomberos sospechan que estos incidentes fueron provocados, por lo que ya hay en marcha una investigación de la Policía Nacional para esclarecer lo ocurrido. 

El primero de los incidentes ocurrió en la calle Pizarro, a la altura del número 20. En este caso fue un contenedor de orgánico el que prendió, provocando además daños en la parte trasera de un vehículo que estaba estacionado cerca. Acto seguido, los bomberos se desplazaron hasta la calle Alonso Quintanilla, en el cruce con la calle Orellana, sobre las 5.40 horas. Dos fueron los contenedores completamente calcinados y otro más que sufrió daños, según detallan desde el Ayuntamiento de Gijón. Sin apenas un respiro, los bomberos se movilizaron hasta las calles Magallanes, a la altura del número 18, donde estaba quemándose otros dos contenedores de reciclaje de orgánico. 

Faltaba uno de los más aparatosos todavía por atender. Fue en la calle Alejandro Farnesio, sobre las 5.48 horas. Tres contenedores resultaron completamente destruidos, pero el fuego afectó a las ventanas del primer piso y al escaparate de un establecimiento comercial, que quedó completamente lleno de humo. Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales, pero sí materiales. Los bomberos metieron el ventilador eléctrico en el local para sacar el humo. 

Por último, sobre las 5.50 horas, en la confluencia de las calles Núñez de Balboa con Gran capitán se quemaron otros tres contenedores, uno de vidrio, otro de papel y un tercero de orgánico. “Al haberse producido en horas y localizaciones cercanas hace indicar que se deben a actos de vandalismo”, reflexionan desde el parque de Bomberos de Roces. 

Compartir el artículo

stats