Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pavel Gintov Pianista, actúa hoy en el teatro Jovellanos

"Nunca hubo tantos pianistas como ahora"

"Interpreto piezas de compositores ucranianos, son de alto nivel pianístico, al estilo de Rachmaninov o Franz Liszt"

Pavel Gintov. FERNANDO RODRIGUEZ

Pavel Gintov, pianista ucraniano, será el protagonista de una nueva jornada del Festival Internacional de Piano "Jesús González Alonso", con un concierto que ofrecerá a las 20.30 horas en el teatro Jovellanos. Gintov, que debutó en la Filarmónica de Kiev con apenas 12 años, ha realizado giras por Europa, Asia, África y los Estados Unidos pasando por escenarios como el Carnegie Hall de Nueva York, El Teatro Verdi Nationale de Milán, el gran salón del Conservatorio de Moscú y el Kioi Hall deTokio. Gintov hace un descanso mientras estudia al piano en uno de los salones del Conservatorio de Música y Danza de Gijón para atender a LA NUEVA ESPAÑA. "Llevo poco en Asturias, pero me ha parecido muy bonito. Me di un paseo por la playa y Begoña, y me ha encantado", confiesa el músico.

–Participa en el Festival Internacional de Piano de Gijón. ¿Qué importancia tiene una cita así?

–Es clave para los jóvenes intérpretes, que tienen dos semanas con clases, actúan en recitales y tienen una experiencia clave en su formación. Pero además le doy mucha importancia para la ciudad. Hay muchos eventos al aire libre, entusiasmo con la música y se ven muchos niños pequeños disfrutando de este mundo.

–¿Hay cantera de pianistas o no es algo que guste mucho a los jóvenes?

–Aunque no lo parezca, hay muchísimos pianistas. Especialmente en este momento, en un mundo tan global, hay mucho tirón en Asia, en países como China, Corea o Japón. Probablemente sea el momento de la historia en el que haya más pianistas. Nunca hubo tantos como ahora.

–Cuénteme como será su concierto en el Jovellanos.

–Habrá piezas de compositores muy conocidos, como Mozart o Chopin, pero también obras de compositores ucranianos menos conocidos, muchos de ellos por razones políticas. Lo hago, como ucraniano que soy, para ampliar el conocimiento de esta música, que es preciosa, pero que se ha tocado muy poco.

–¿Qué tiene de especial?

–Muchísimas obras de mi país está basadas en melodías tradicionales de allí. Para los ucranianos es muy fácil conectar, porque las han escuchado desde su juventud. Pero para el resto se pueden disfrutar mucho, porque tienen muy alto nivel pianístico, que son románticas, del estilo de Rachmaninov o Franz Liszt. Pero con ese toque y sabor ucraniano.

–¿Cómo le ha afectado la guerra en su país?

–Mis padres dejaron Kiev y se fueron a Suiza, tras pasar un tiempo en Estados Unidos. No pueden volver a su casa. Y tengo a otros miembros de mi familia que están en Ucrania, pero lo están pasando mal, porque nunca están seguros. Para mí desde la distancia lo paso mal. Estoy ansioso y preocupado por ellos.

–¿Ve que llegará el final de esa pesadilla que están viviendo?

–Estoy muy preocupado por el futuro de mi país. Han pasado seis meses, pero cada día es una pesadilla para todos. No sé lo que pasará.

Compartir el artículo

stats