Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los candidatos del PSOE debatirán solo ante los militantes y sin preguntas

El cara a cara entre Floro y Ana Puerto tendrá cuatro grandes bloques, sobre urbanismo y movilidad, empleo, temas sociales y servicios públicos

En el sentido de las agujas del reloj, por la izquierda, Blanca Palmero, Julio Tamés, César González, Gimena Llamedo, Luis Manuel Flórez y Blanca Esther Aranda, ayer, al inicio de la segunda reunión de preparación del proceso de primarias. | Á. G.

El debate entre los dos candidatos a las primarias del PSOE a la Alcaldía de Gijón, Luis Manuel Flórez, "Floro", y Ana Puerto, se celebrará solo ante los militantes y sin posibilidad de preguntas. Cada uno de ellos dispondrá de 22,5 minutos repartidos entre cuatro grandes bloques que englobarán todos los temas de ciudad, más la presentación y el cierre. El cara a cara se celebrará o bien el lunes en el centro municipal de Pumarín-Gijón Sur o bien el martes en el recinto ferial Luis Adaro y el moderador del encuentro será un periodista propuesto por la asociación corporativa. Este fue el acuerdo al que se llegó ayer entre los representantes de las dos candidaturas después de dos horas de reunión en presencia de la vicesecretaria y el secretario de Organización de la FSA, Gimena Llamedo, y Julio Tamés, y el secretario de organización del PSOE de Gijón, César González.

Los cuatro grandes bloques en los que se dividirá el debate de los candidatos socialistas serán "Gijón para vivir", en el que se englobarán los asuntos de urbanismo, movilidad y medio ambiente; "Gijón para las personas", con temas de servicios sociales, cultura, deporte y cooperación; "Gijón para trabajar", con asuntos relativos a empleo, promoción económica e innovación y "Gijón de los servicios públicos" para hablar de los servicios a la ciudadanía. Cada candidato dispondrá de cinco minutos por bloque (que distribuirá como considere). Respecto a los tiempos, las versiones de la negociación varían. Mientras los afines a Ana Puerto señalan que ellos querían ocho minutos por bloque y los de Floro tres, estos últimos indican que las propuestas sólo diferían en un minuto por bloque. Además, ambos candidatos tendrán un minuto de presentación y minuto y medio como colofón del debate, correspondiéndole a Floro tanto abrir como cerrar el debate tras haber sorteado los turnos de intervención a cara o cruz.

La candidatura de Ana Puerto también cedió en la ardua negociación en cuanto al terreno de juego, ya que prefería que el debate se hubiera celebrado en la Casa del Pueblo y a dos días de las votaciones del día 9 de octubre. La opción de Pumarín-Gijón Sur o el recinto ferial se justificó por la mayor capacidad de sus salones de actos con respecto al de la sede de la calle La Argandona, y los días posibles para el debate son los disponibles en cada una de esas instalaciones. El sector de Floro asegura que la FSA fue la que defendió que se celebrase fuera de la Casa del Pueblo por ese problema de capacidad.

La candidatura de Ana Puerto también tuvo que renunciar a su propuesta de que formularan preguntas los afiliados, algo que la otra parte considera complicado en un debate de 45 minutos debido a cuestiones como quién decide qué afiliado interviene y cuál no. Ambas candidaturas sí estuvieron de acuerdo en que el debate se celebrara a puerta cerrada, siguiendo así las recomendaciones de Ferraz.

La reunión comenzó con media hora de retraso, dado que la persona que inicialmente acudió en representación de Floro, Blanca Palmero, tuvo que ausentarse y hubo que esperar a que acudieran otras dos personas para que hablaran en nombre de este candidato. Desde el sector de Floro señalan que la otra candidatura puso reparos inicialmente a los interlocutores que acudieron al considerar que no figuraban legalmente como representantes de Floro. En cambio, desde el sector de Ana Puerto se asegura que la situación obedece a la falta de interés de la otra candidatura por el debate.

Una moneda al aire

La de ayer fue la segunda reunión de coordinación entre la FSA, la ejecutiva de Gijón y los representantes de ambos candidatos. En ese encuentro se echó una moneda al aire para establecer la fecha en la que cada candidato dispondrá del salón de actos de la Casa del Pueblo para su cierre de campaña: el jueves próximo, para Floro y, el viernes, para Ana Puerto.

Antes del inicio de la reunión, la vicesecretaria de la FSA, Gimena Llamedo, contrapuso la elección de candidatos por los militantes como hace el PSOE a nombramiento desde Madrid, en alusión al PP. "El objetivo principal es que haya un proceso de debate enriquecedor y sano y pensando siempre en el objetivo que tenemos, que es mantener la Alcaldía de Gijón y trabajar, salir de este proceso unidos con un objetivo claro y único y remando en la misma dirección, que estoy segura de que es lo que va a ocurrir".

Llamedo aseguró que "la FSA es neutral" y no se posiciona a favor de candidatos. César González, por su parte, defendió esa misma neutralidad desde la ejecutiva local, explicando que los apoyos a Floro de miembros de la ejecutiva son "a título individual".

Tarde de reuniones con el equipo de trabajo y citas con los afiliados


Ambas candidaturas a las primarias socialistas a la Alcaldía siguieron ayer enfrascadas en la campaña para asegurar el mayor número de votos posibles para su bando, con reuniones de trabajo –como la de parte del equipo de Ana Puerto, en la imagen, con Roberto Lena, Jorge Noval, Felicitas García, Dorita Fernández y Edmundo Pérez, en el sentido de las agujas del reloj– y también con encuentros discretos de los candidatos con militantes, que no se están haciendo públicos por cuestiones de estratega, al contrario de los que sí trascendieron en los últimos días por parte de la candidatura de Floro con sendas visitas al barrio de El Natahoyo y a La Camocha.

Compartir el artículo

stats