Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un nuevo intento de asalto en Quintueles amplía la labor policial por la oleada de robos

Los agentes siguen la pista a los autores de este último caso, mientras el PP exige a la Alcaldesa que convoque ya la junta local de seguridad

Imagen de un agente de la Guardia Civil. EP

La investigación policial para atrapar a los responsables de la oleada de robos de los últimos meses –y que tiene a los vecinos de la zona rural en pie de guerra– ha traspasado las fronteras del municipio después de una tentativa de asalto a una vivienda ocurrida en la tarde noche del martes en la parroquia de Quintueles, en el concejo de Villaviciosa. Un vehículo sospechoso motivó una intervención de la Guardia Civil, pero los ocupantes lograron huir. Ahora, los investigadores tratan de estrechar el cerco a los responsables de estos episodios mientras que desde el PP urgen a la convocatoria de la junta local de seguridad.

En los últimos meses son varias las parroquias de la zona rural gijonesa que han alzado la voz por estos hechos delictivos. Principalmente, los vecinos de Castiello, que el pasado martes se movilizaron en la plaza del Curullu (tras un nuevo robo el lunes), Cabueñes y Somió, pero no son las únicas áreas afectadas. De hecho, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil han implementado su presencia, tanto a través de controles disuasorios como para actuar de inmediato en caso de robo, en las últimas semanas. Fuentes consultadas por este periódico, no obstante, sostienen que el número de asaltos recientes no supone un gran salto en la estadística, aunque los números no palien la sensación de inseguridad que se ha apoderado de buena parte de la zona rural. En Castiello, de hecho, hasta han creado un grupo

Así las cosas, la última intervención no pudo dar sus frutos para atrapar a los implicados, pero ahora se trabaja con las pistas obtenidas durante el operativo de la Guardia Civil que permiten cercar más a los responsables. El trabajo entre los cuerpos de seguridad, además, es coordinado, puesto que los robos se producen a un lado y al otro de la división de demarcación entre Policía Nacional y la Comandancia de Gijón.

En paralelo a la investigación, las asociaciones vecinales sigue insistiendo en que la instalación de cámaras sería disuasorio para los malhechores. Cuentan con el apoyo de distintos partidos políticos que en las últimas semanas se han sumado a sus exigencias. Ayer, por ejemplo, desde Ciudadanos denunciaron que esta situación puede suponer "una de las primeras consecuencias de la sumisión del gobierno ante la unificación de las comandancias de la Guardia Civil".

Desde el PP, por su parte, van un paso más allá y el presidente y la portavoz local, Pablo González y Ángela Pumariega respectivamente, remitieron ayer una carta a la Alcaldesa exigiendo la convocatoria de la junta local de seguridad. Además, señalan la necesidad de ampliar patrullas de la Policía Local en la zona. "Es obligación municipal aportar tranquilidad, implicación y presencia, cuestiones que agradecerán todos los vecinos alarmados por la situación actual", dicen los populares.

Compartir el artículo

stats