El plan de estabilización del Sespa para eliminar los debatidos contratos eventuales –fichajes temporales de sanitarios por meses o un año– alcanzará en el área sanitaria V en la que se enmarca Gijón a más de 500 profesionales. La lista de beneficiarios por categorías se hizo pública ayer y en mitad de una negociación aún en marcha, pero se plantea mejorar los contratos de 53 médicos de familia, 111 enfermeras, 126 técnicos en cuidados auxiliares y 42 celadores, así como a 108 facultativos especialistas de Cabueñes.

El plan de regularización del Sespa se aplica a nivel regional y de acuerdo a la nueva normativa estatal que pide suprimir a partir de este año los contratos temporales en la sanidad. Estos nuevos contratos, que en general ofrecerán tres años de trabajo a los hasta ahora eventuales, pretende frenar una posible fuga de profesionales y evitar que puedan ser trasladados de un concejo a otro sin apenas preaviso.

No obstante, la mejora, aunque supone el mayor aumento de la plantilla orgánica de la historia de la sanidad local, deja pendientes varios flecos en Gijón. Entre ellos, sigue las quejas de médicos eventuales que reprochan un "agravio comparativo" respecto a otros compañeros por suplir urgencias de centros de salud. Hace unas semanas más de 30 profesionales amenazaban con no firmar esos contratos. A fecha de ayer, los dudosos habían bajado a ocho. El sindicato de enfermería SATSE, por su parte, alertó a la gerencia de que los 111 contratos de su categoría dejan fuera a otras 60 compañeras, cuyo caso tendrá que estudiarse.