Un ascensor inteligente, ganador del programa "Uniovi Innovation Skills"

El reto lanzado por la empresa Tresa triunfa en la cuarta edición, con 54 estudiantes participantes

Equipo de Ascensores Tresa, ganador de la edición, ayer, junto a representantes institucionales. | Ángel González

Equipo de Ascensores Tresa, ganador de la edición, ayer, junto a representantes institucionales. | Ángel González / G. Cuesta

Dar ideas para crear un ascensor inteligente, un "PassiveLift", que pueda funcionar sin estar conectado a la corriente. Ese fue el reto propuesto por Ascensores Tresa y al que se enfrentó el grupo de estudiantes que se alzó con la victoria entre los cuatro proyectos que conformaban esta cuarta edición de "Uniovi Innovation Skills", en la que participaron 54 estudiantes de la Universidad de Oviedo.

Se trata de una iniciativa, respaldada por Gijón Impulsa, en la que el alumnado se ha dividido en cuatro equipos para afrontar durante dos meses un reto propuesto por una empresa referente su sector, bajo la guía de un tutor y un mentor. "Para conseguir un ascensor cuyo funcionamiento esté garantizado en lugares con un suministro eléctrico irregular, han propuesto un suelo piezoeléctrico para la generación de energía y una pantalla de tinta electrónica para mejorar la eficiencia energética", señala tutora de los ganadores, la estudiante de ingeniería Paula Kleckers. Es una solución que, sobre todo, resulta útil para aquellos países menos desarrollados.

También estuvo a la altura el alumnado que se enfrentó a los otros tres retos. El Acuario de Gijón propuso la creación de un programa de educación ambiental digital interactivo de su recorrido para, Arcelor Mittal planteó al alumnado confeccionar políticas y estrategias que ayuden a aumentar la confianza y aceptación de los trabajadores en las herramientas digitales y el IA y Obrerol Monza les lanzó el desafío de confeccionar vestuario para los profesionales de hostelería que se adapte a su uso profesional, teniendo en cuenta valores como la sostenibilidad, la economía circular, la diversidad, edades y funcionalidad.

Este programa, cuyo broche tuvo lugar ayer en la sala de conferencias del Edificio Impulsa, busca perfilarse como la primera plataforma de networking y generación de ideas entre las empresas y la Universidad, teniendo como marco principal el entorno de la Milla del Conocimiento.