La remodelación del albergue de Serín requiere una inversión de medio millón

El proyecto de reforma plantea mejoras en las perreras y en la accesibilidad | "Es una actuación inaplazable", destaca Pintueles (PP)

Las instalaciones municipales del albergue de animales de Serín. | Ángel González

Las instalaciones municipales del albergue de animales de Serín. | Ángel González / Pablo Palomo

Pablo Palomo

Pablo Palomo

A casi medio millón de euros –486.629,71– asciende el proyecto de remodelación del albergue municipal de Serín, que abarcará una sustancial mejora de las zonas donde habitan los perros, pero que también se centrará en las gateras, los accesos, la accesibilidad para personas con movilidad reducida, el edificio principal y hasta el sistema pluvial. Así consta en la memoria elaborada por la dirección general de Medio Ambiente, entidad dependiente de la concejalía encabeza por Rodrigo Pintueles (PP), en la que se hace un pormenorizado análisis de todas las deficiencias detectadas en el albergue de Serín y dónde se propone un popurrí de obras para tratar de enmendarlas. Esta memoria es el paso previo para la elaboración y posterior redacción del proyecto. "Es inaplazable corregir las numerosas limitaciones de las instalaciones para devolverlas a unas condiciones mínimas de habitabilidad y seguridad", destacó Pintueles.

Del casi medio millón que se prevé para arreglar el albergue municipal casi la mitad –222.500 euros– se lo llevaría la adecuación de las perreras. La memoria destaca su "evidente falta de mantenimiento y mejora tanto en su aspecto de uso, como de protección y prevención entre animales". La obra en las perreras contempla la elevación de la cubierta en su paso trasero para colocarla al mismo nivel que la cubierta delantera y así evitar que se filtre el agua de lluvia en la parte en la que duermen los canes. Esta parte conlleva también elevar los cierres y se propone también recoger las aguas pluviales mediante un canalón. Asimismo, se plantea colocar un nuevo vallado en las zonas divisorias entre jaulas y los pasillos. A todo ello hay que sumarle la mejora de la malla de cierre y otras actuaciones menores. Pintueles fue duro con el estado de estas instalaciones. "Desde hace demasiados años las jaulas para perros son zulos. Unos espacios ruinosos e insalubres para los animales que son focos de enfermedades por el frío y la suciedad", dijo el edil popular.

La memoria considera "aconsejable" revisar también las gateras, construyendo un recinto enrejado exterior de esparcimiento al que puedan acceder los felinos. También sustituir jaulas y mejorar la habitabilidad de las que ya hay, cambiar puertas y colocar mosquiteras. El estado de estas instalaciones ha sido históricamente otro aspecto polémico para los colectivos animalistas de la ciudad por la alta mortalidad de los animales. Por ejemplo, desde el 27 de mayo hasta el 15 de diciembre de 2020, casi la mitad de los gatos que salían de Serín lo hacían por fallecimiento. "Las condiciones de las estancias felinas tampoco son las óptimas, solo hay que ver la enorme mortalidad de estos animales", recordó. Esta adecuación costaría 16.000 euros. En ese sentido, también hay previsión de actuar en las zonas de cuarentena. "Al no estar bien estructurado es más bien un espacio óptimo para la transmisión de virus", declaró Pintueles.

El documento municipal plantea obras para corregir humedades en la zona de zulos, con estancias individualizadas para animales, y realizar accesos para personas con movilidad reducida, así como mejoras a nivel general en el edificio principal. En estos dos apartados, se plantea abrir una puerta y realizar un acceso desde el camino exterior a la altura de la zona de bombas y un camino posterior a la zona de las gateras, entre otras cosas. El inmueble principal necesita alicatado, arreglar las oficinas, cambiar mobiliario, mosquiteras, mejorar la zona de cuarentena, crear terrarios y nueva iluminación. Estas dos partidas cuestan 39.000 euros.

Mientras, las mejoras de las vías perimetrales costarían 16.275 euros y las de los colectores pluviales ascenderían a 13.900 euros. "Somos conscientes de que proponemos una inversión muy notable que requiere un compromiso presupuestario que no es habitual para el área de bienestar animal", valoró Pintueles, que añadió que el actual albergue de Serín "es una instalación obsoleta e indigna de una ciudad amiga de las mascotas".