Temor vecinal a que el plan de marquesinas de la Laboral quite la parada del metrotrén

La zona rural avala el servicio que dará el intercambiador en algunas parroquias

"Se toman medidas sin rigor", critican los sindicatos

Parking de la Laboral y Parque Tecnológico.

Parking de la Laboral y Parque Tecnológico. / Marcos León

M. C.

Si el proyecto del intercambiador de autobuses en El Humedal ha despertado recelos en parte de los agentes sociales y el propio gobierno local, por si pudiera ser una fórmula para eludir que la futura estación de Moreda sea intermodal, el proyecto de intercambiador de autobuses en la Laboral también está levantando suspicacias sobre si puede implicar que se aparque o demore el proyecto del metrotrén y de la intermodalidad vinculada al mismo, y la afección al complejo arquitectónico. No todos ponen reparos y hay quien destaca el servicio que el intercambiador podría dar a trabajadores del Parque Científico y Tecnológico o a vecinos de las parroquias rurales cercanas. Desde la Universidad de Oviedo prefirieron no pronunciarse por el momento, al igual que desde la Cámara de Comercio de Gijón.

El intercambiador que se plantea para la Laboral –próximo también al Parque Científico y Tecnológico y al tanatorio– tendrá un formato mucho más reducido que el previsto en El Humedal, con dos únicos módulos, alterando de forma mínima el entorno, tal y como ayer adelantó LA NUEVA ESPAÑA. El proyecto que plantea el Principado, y que ya está debatiendo con el Ayuntamiento, implica ampliar la actual marquesina que hay junto a la entrada principal de la Laboral para dar servicio a los autobuses urbanos, y transformar una pequeña franja verde que hay en las proximidades en parada de autobuses interurbanos, sustituyéndola por una marquesina y habilitando una zona para que puedan detenerse los autobuses sin interrumpir el tráfico en la calzada, como ya ocurre con la actual parada de Emtusa.

Los vecinos de la zona urbana, los sindicatos y los ecologistas reciben con la guardia en alto la nueva propuesta del Principado. Así, el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la zona urbana de Gijón, Manuel Cañete, apunta que "ésta es un acción que igual tiene un pase si realmente está justificado", para a continuación señalar que "es de esperar que el Principado tenga datos significativos de los movimientos en esa zona que justifiquen dicha acción que, básicamente, consiste en ampliar las marquesinas existentes y separar el servicio" y concluir que "de todo esto lo que se deduce es la asunción de que la solución ferroviaria va para largo ya que de otra manera no se entienden inversiones tan significativas en lo que será toda la traza del metrotrén".

Cañete también quiso resaltar que con la ampliación del Hospital de Cabueñes "se planteaba un aparcamiento de miles de coches, obviando el transporte público y el metrotrén, que deberían ser las soluciones más sostenibles a tener en cuenta".

En opinión de este dirigente vecinal, el Principado debería tener "un Plan de Movilidad para todo el territorio, en el que marcar las directrices claras del modelo de movilidad y de transporte público deseable. Nada tenemos y, a veces, parece que vamos a tirones o por ocurrencias".

El presidente de la FAV aprovecha para aludir a otro de los intercambiadores que plantea el Principado, en este caso en Oviedo. El del HUCA, indicando al respecto que "desde la FAV echamos en falta un servicio directo Gijón-HUCA con más horarios y ya hemos emitido quejas por ello. Sabido es que numerosos enfermos son tratados en dicho Hospital debido a sus dolencias o especialidades".

Con más dureza expresan sus dudas los sindicatos mayoritarios ante el proyecto de intercambiador de La Laboral. Juan José Iglesias, secretario general de la Unión Comarcal de Gijón, apunta que "es la primera noticia que nosotros tenemos, a la vista de lo cual, queremos saber, si eso significa que no se va hacer el metrotrén hasta el Hospital de Cabueñes".

El secretario general de la Unión Comarcal de CC OO de Gijón, Víctor Manuel Roza, indica que "al igual que el otro (el de El Humedal) me sorprenden las decisiones que se toman sin ningún tipo de rigor, que el Principado solo se preocupe de mejorar los intereses de una empresa es ya preocupante. CC OO estará siempre de acuerdo con mejorar las condiciones de movilidad pero no de cualquier forma ni por cualquier capricho".

También crítico se muestra Fructuoso Pontigo, portavoz de la Coordinadora Ecologista de Asturias, quien opina que "en el nuevo Plan de Movilidad de Gijón se habla de una estación intermodal en la Laboral para conectar el metrotrén con el autobús. Ahora, el Principado reduce el ambicioso plan y lo deja en instalar dos marquesinas, que son de agradecer para quienes llegan en autobús a la zona, pero no son una estación intermodal".

Por su parte, Manuel Nevares, presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad Laboral, "esta gente llama intercambiadores a unas marquesinas, cuando un intercambiador es subterráneo. Es un escándalo, una tomadura de pelo. Y desde luego delante de la Laboral nos oponemos rotundamente, es un trampantojo delante de ese monumento. Opinamos lo mismo con el intercambiador de El Humedal, con el que quieren engañar a la gente. A todo esto hay que oponerse activamente. Es una cortina de humo. Ya se hicieron otras barrabasadas en todo el perímetro que era de la Laboral. No hay respeto por ese monumento".

Entres quienes valoran positivamente la medida, aunque con matices, están los vecinos de la zona rural, ávidos siempre de contar con mejores conexiones de transporte público. Así, Miguel Llanos, presidente de la federación vecinal de la zona rural de Gijón "Les Caseríes", afirma que "este intercambiador podría dar servicio a una parte de la zona rural, por ejemplo Somió, La Providencia, a lo mejor Cabueñes, pero al resto de las parroquias de la zona rural no daría servicio", por lo que insistió en la reclamación vecinal de que se hagan aparcamientos disuasorios para los vecinos de las parroquias rurales cerca de la futura estación intermodal.

Carlos Velázquez-Duro, presidente de la Asociación de Vecinos de Cabueñes, señala por su parte que "no conozco el asunto pero, en principio, cualquier cosa que pueda mejorar las comunicaciones de nuestra parroquia siempre es bienvenida y parece que esto podría suponer una mejora".

Enrique Jáimez Falagán, director del Cluster TIC Asturias, que agrupa a un buen número de empresas del Parque Científico y Tecnológico de Gijón, apunta que "la milla del conocimiento quizás sea uno de los focos de mayor atracción del transporte en horas punta de la ciudad. Bien para llegar al campus, al hospital, al Parque Tecnológico o a la Laboral. Lo interesante, quizás, sería conseguir no sólo un intercambiador, sino también un parking disuasorio". Jáimez Falagán añade que en el Parque Tecnológico y su entorno hay "muchísimos trabajadores que no son de Gijón, que vienen de Oviedo o de Avilés, por lo que lo lógico es que lleguen también autobuses interurbanos a esa zona, porque los ciudadanos queremos llegar lo más rápido posible. Si el intercambiador sirve para mejorar la frecuencia y el tiempo para llegar al polígono, lo vemos con buenos ojos, siempre y cuando eso no afecte al resto de vehículos", por lo que espera que se convierta en un punto de llegada de lineas interurbanas, "porque eso sí que puede reducir densidad de tráfico" privado que ahora soporta la zona, en especial de martes a jueves, días en los que hay menos teletrabajo.

503 Service Unavailable

Error 503 Service Unavailable

Service Unavailable

Guru Meditation:

XID: 3703178


Varnish cache server