Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

El Muro de la libertad

Es de sobra conocido que en Gijón, al contrario de la norma general, la palabra "muro" tiene derivaciones semánticas inmensamente positivas cuando hace referencia al paseo marítimo que bordea una parte de la bahía de San Lorenzo. Este trayecto urbanizado junto a la arena no es sinónimo de separación o enfrentamiento, como en Cisjordania, Ceuta, Tijuana o el Berlín que acabó en1989, sino de apertura y encuentro. Una fusión entre tierra y mar de algo más de kilómetro y medio según los puristas, que miden la distancia entre el Campo Valdés y el Piles y no más allá, donde conviven todas las generaciones, da igual ideología, barrio de procedencia o renta per cápita. Verlo de nuevo lleno de paseantes, corredores y ciclistas después de medio centenar de días es el mejor estímulo para la ciudad. La reconquista del Muro, con mayúscula y con la prudencia que a veces falla, supone el primer paso hacia la esperada libertad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats