Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FIDEL GARCIA

Universidad Laboral

Sobre el edificio más emblemático de Gijón, más allá de un centro educativo excepcional

Son muchos los alumnos y profesores que reivindican la gran labor educativa que los PP. Jesuitas, responsables de la Universidad Laboral, durante su larga permanencia en la misma, aplicando a los tiempos modernos los sabios preceptos de la Ratio Studiorum acomodados a la Formación Profesional que entonces demandaba la Sociedad Asturiana y Española en un continuo progreso industrial y necesitada de oficiales, maestros industriales y mandos intermedios. Los extraordinarios talleres dirigidos por un equipo de grandes profesores de Formación Profesional dirigidos por el padre Mesa, eran un vivero de trabajadores competentes demandados por las empresas.

La Universidad Laboral, el edificio más emblemático de Gijón, no solo era un centro educativo excepcional sino un conjunto arquitectónico en el que el gran arquitecto Luis Moya dejó paradigma único de sincretismo arquitectónico con símbolos de la más genuina historia de España desde los Reyes Católicos hasta los modernos genios de la literatura, la pintura, la escultura, que aún se pueden admirar con verdadero asombro por parte de los muchos curiosos que se acercan a contemplarla.

La Universidad Laboral ha sido objeto de ataques injustos y claramente reaccionarios por su presunto origen político, mandada edificar por Francisco Franco. Pero la desidia y el abandono no hacen sino valorar más un conjunto educativo-artístico que durante muchos años fue la admiración de España por su gran servicio a los hijos de los trabajadores. Se debe reconocer la gran pasión con la que los Antiguos Alumnos de su querida “Uni” están luchando para lograr el más difícil todavía: ser Patrimonio de la Humanidad.

Compartir el artículo

stats