Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El balance de la temporada estival

Los turistas nos hacen un buen retrato: el transporte público y la oferta cultural, cuestiones a mejorar en Asturias

LA NUEVA ESPAÑA entrevista a un centenar de veraneantes en la región, que ponen una nota de 9,09 a su estancia en el Paraíso Natural

Amigos y familiares de Cuenca, de boda en Oviedo. IRMA COLLÍN

El sector turístico de Asturias está imponiéndose, por segundo verano consecutivo, a las restricciones y vicisitudes marcadas por la pandemia de covid-19. En un escenario en el que el turismo nacional se ha incrementado ante los problemas para visitar otros países, y en el que la seguridad sanitaria ha irrumpido con fuerza en la balanza para que los viajeros elijan destino, el Principado se ha hecho fuerte. Por eso resulta, si cabe, aún más valioso conocer la visión que los turistas tienen de la región para repetir, cuando la pandemia sea cosa del pasado, los éxitos vividos estos dos veranos. Resultan buen campo de prueba unas vacaciones estivales, las de este año, en las que Asturias alcanzó un 75% de ocupación total en julio y la previsión es que el balance de agosto arroje un dato en el entorno del 90%. ¿Qué es lo que más valora el visitante del Paraíso Natural? ¿Cuáles son sus puntos flacos?

Precisamente es la seguridad uno de los apartados en los que los turistas ponen más nota a Asturias. Así se desprende de los datos recogidos en una encuesta que se está realizando este verano en el sector y a la que van camino de responder doscientos visitantes que han pasado por diferentes puntos de la región. Estos puntúan con un 4,59 sobre 5 la seguridad que les brinda Asturias. Lo cual refleja que funciona la imagen de “destino seguro” por el buen control de las cifras de la pandemia en la región y, además, que los visitantes se muestran tranquilos con las medidas higiénicas adoptadas en locales hoteleros y hosteleros.

Luis Antunes, Isabel Violante y Antonio Liete, ante las letronas de Gijón. | JUAN PLAZA

9,09, la nota que nos dan los visitantes

Oviedo, Mariola RIERA

Porque somos simpáticos y amables. Porque tenemos playas de campeonato, montañas de impresión y pueblecitos con el guapo subido. Porque aunque llueva (habitualmente), sale rentable por nuestro paisaje verde a rabiar. Porque aunque esté fresquito, se agradece un montón cuando esto pasa mientras en el resto de España sudan la gota gorda con una ola de calor....

Por muchas razones los turistas que este verano han pasado por Asturias han puesto a la región un sobresaliente. Como se deduce de las respuestas ofrecidas en las cuatro páginas siguientes, los cien encuestados por LA NUEVA ESPAÑA en su tradicional sondeo para cerrar la temporada veraniega dan una nota de 9,09 al Paraíso Natural, ese que todos han venido a buscar y que no les ha defraudado. Todo lo más, se quejan porque no han podido disfrutarlo en soledad, sino entre mucha gente, porque son cada más los visitantes que recalan en el Principado para pasar sus vacaciones. Falta de aparcamiento, algún que otro atasco, servicios escasos en algunos lugares y falta de información detallada son otros problemas que han tenido que afrontar los turistas, si bien dejan claro que el balance final es más que positivo. El Prerrománico, los cascos antiguos de Avilés y Oviedo, el paisaje desbordante de los Picos o el entorno del cabo Peñas, además de la gastronomía, son algunos de los lugares y aspectos destacados por los encuestados, muchos fieles a Asturias verano tras verano. Otros llegan porque se la han recomendado. Y no son pocos los extranjeros. Todos han preferido, si no pasar página de la pandemia, afrontarla poco a poco. Estar vacunados es el motivo que les ha impulsado a hacer la maleta, salir de casa y disfrutar de las vacaciones más de un año después de que la pesadilla del coronavirus se haya instalado en la vida de todos. Animan a asumir que el virus ha llegado para quedarse, así que no queda otra que convivir con él: con prudencia y ateniéndose a las recomendaciones sanitarias es posible viajar. Si es Asturias, mucho mejor.

CONSULTA LA ENCUESTA | El balance de la temporada estival en Asturias

Con todo, no es el apartado mejor valorado. Aún más nota le dan los turistas a la gastronomía de la región, que alcanza un 4,7 en la encuesta que se está realizando, misma calificación que se lleva la “experiencia general” en Asturias como destino. Pero a estas cifras les supera la “asignatura” en la que, a ojos de los turistas, el Principado tiene su gran punto a favor: el trato recibido y su hospitalidad. Los turistas valoran con un 4,74 sobre 5 de media la forma que tienen los asturianos de acogerles. Por último, también destaca la nota en la conservación del entorno, que se sitúa en un 4,55.

Hasta ahí las puntuaciones de turistas en las que Asturias supera el 4,5. En otros apartados el Principado no está tan bien, siempre teniendo en cuenta que la nota media en todos ellos se sitúa por encima del 4. Así, la relación calidad-precio se lleva un 4,41, mientras que el nivel de información turística alcanza el 4,36. Son dos cuestiones en las que el sector turístico, tanto a nivel público como privado, tendría más campo de mejora. Menos nota se lleva la oferta cultural y de ocio –un 4,31–, lo que deja claro que esta no supone el principal motor turístico de la región y que son otras las grandes motivaciones que atraen al turista. Hay margen de crecimiento así en la manera de ofertar fuera del Principado su circuito museístico así como los espectáculos y actividades culturales que se desarrollan a lo largo y ancho del territorio regional. ¿Cuenta la región con una programación lo suficientemente potente? ¿Se piensa de forma coordinada su organización y promoción?

Gráfico

Pero la nota que más destaca por quedarse descolgada de las demás es la que los turistas proporcionan al transporte público: un 4,1 sobre 5. No debería sorprender que los visitantes identifiquen el mismo problema que sufren a diario los asturianos. Penaliza, sin duda, un sistema ferroviario de cercanías que impactará a aquellos turistas que provengan de provincias bien comunicadas por tren. Tampoco ayudarán los atascos en la autopista “Y”. A ello hay que añadir reiteradas reivindicaciones del sector hostelero y hotelero, como es una comunicación entre las principales poblaciones pensada desde la coordinación de un área metropolitana central o la mejora de planes de transporte en zonas turísticas como los Picos de Europa, especialmente en Cabrales.

Las calificaciones que ponen los turistas a Asturias coinciden con las motivaciones por las que llegaron a la comunidad. Una mayoría (el 66%) refiere el paisaje como una de las razones por las que decidió viajar al Principado, lo que coincide con la buena nota puesta a la conservación del entorno. Igualmente, le sigue como motivación la gastronomía, elegida por un 56% de los encuestados, en concordancia con la excelente calificación que recibe Asturias en ese apartado. Asimismo, un 32,7% señala como motivo que “Asturias es un destino seguro”, valor fuerte durante la pandemia. Y un 24% selecciona el clima entre sus motivaciones. Una cifra nada desdeñable habida cuenta de la notable ausencia de sol de este verano.

Gráfico

Especialmente reseñable es la tendencia a repetir experiencia del turista que recibe el Principado, claramente reflejada en la encuesta. De los visitantes cuestionados, una amplia mayoría (el 74%) ya había visitado Asturias con anterioridad. Y la mayoría es incluso más abrumadora cuando se les pregunta, al final de su estancia, si creen que volverán a la región: un 99,3% responde afirmativamente. A ello hay que añadir que el 100% de los encuestados recomendaría a sus amigos y conocidos que viajen al Principado.

Los datos de la encuesta señalan el potencial que tiene Asturias como destino turístico, así como los puntos en los que hay más margen de mejora. Lo cierto es que la pandemia no está impactando de forma negativa en los datos de ocupación estivales. En julio, Asturias tuvo una ocupación total del 75% y las previsiones para agosto indicaban una del 89% que, a tenor de lo visto a lo largo del mes, puede que se quede incluso corta. Si bien, el dato de ocupación hay que tomarlo siempre con cautela habida cuenta de que depende mucho de la oferta de plazas hoteleras. Resulta relativamente normal que en los pueblos o localidades pequeñas turísticas, donde las plazas hoteleras son limitadas, alcance el 100% en verano. Las localidades asturianas no se caracterizan, además, por tener una extensa y amplísima red de alojamientos, como ocurre en el Mediterráneo. En cualquier caso, el éxito turístico del segundo verano de pandemia resulta incontestable. Y haría bien la comunidad asturiana en escuchar lo que dicen sus visitantes si se quiere apostar por este sector en una economía regional en fase de transformación y vuelco.

Compartir el artículo

stats