15 de julio de 2009
15.07.2009
 

Castropol y Figueras se despiden de la bombona

El proyecto de gasificación de ambas villas, que llevará el gas natural a los hogares, está en fase de tramitación

15.07.2009 | 02:00
Un vecino de Castropol, ayer, con dos bombonas ya usadas.

Castropol,


T. CASCUDO


Las bombonas de gas butano tienen los días contados. Al menos, en las villas de Figueras y de Castropol, donde la compañía Naturgás Energía Distribución ha puesto en marcha dos proyectos de gasificación, es decir el sistema para llevar a los hogares el gas natural. Se trata de una primera fase, que se completará posteriormente con la extensión del suministro de gas natural a todo el municipio.


El proyecto de gasificación de Figueras está más adelantado, puesto que la información pública de la solicitud de autorización administrativa del proyecto se llevó a cabo en abril. En la villa castropolense el trámite acaba de iniciarse, con su publicación, ayer, en el «Boletín Oficial del Principado de Asturias» (BOPA), por parte de la Consejería de Industria. En esencia, el documento publicado ayer es el permiso solicitado por la compañía de gas para ejecutar el proyecto, la declaración de utilidad pública del mismo y el estudio sobre la evaluación preliminar de impacto ambiental. El proyecto estará expuesto al público durante 30 días, para que los interesados puedan presentar las alegaciones oportunas.


Tanto para la gasificación de Figueras como para la de Castropol, las canalizaciones se ejecutarán a partir del polígono de Barres, donde se ubica el punto de extracción. Por eso el regidor castropolense, José Ángel Pérez, solicitó a la entidad energética que, junto a Castropol y Figueras, la primera fase de gasificación se extienda al área industrial.


En el caso del proyecto de Figueras, Naturgás ha previsto una inversión de 524.281,45 euros de obra. La canalización discurre desde el polígono en dirección noroeste, atravesando los núcleos de Barres y Lois para llegar a Figueras. En Castropol, la inversión es más elevada y se cifra en 836,008,30 euros. El proceso es similar, ya que se parte de un punto de conexión en el polígono a partir del cual arrancan las canalizaciones. Estas cruzarán los núcleos de A Granda, Becharro, Piñeira y Moldes, para llegar a Castropol.


El Alcalde explica que, cuando se ultimen estos trabajos, se estudiará la progresiva incorporación de otros núcleos. Los más próximos al punto de extracción, como Barres y Tol, serán, probablemente, los que antes se incorporen al servicio.


Pérez explica que la inversión corre a cargo de la empresa Naturgás y que el Ayuntamiento tan sólo se ocupa de autorizar el paso de las canalizaciones. No obstante, valora la iniciativa y considera que será «un servicio muy importante para los vecinos y, sobre todo, para las empresas del polígono».


Ahora bien, para que el gas natural llegue a cada casa no basta con la ejecución de la canalización de Naturgás, sino que los usuarios deberán realizar una pequeña obra en sus viviendas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook