Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cortan un carril de la autovía en un viaducto de Navia por el hundimiento de una junta

La Delegación del Gobierno tramita una obra "de urgencia", pero advierte de que no puede garantizar plazos por el estado de alarma

El viaducto de Balmeón

El viaducto de Balmeón REP. A. M. S.

La Demarcación de Carreteras en Asturias ha tramitado por vía de urgencia la reparación de un hundimiento en una de las juntas del viaducto de Balmeón de la autovía del Cantábrico, a la altura de Navia, que obligó a primera hora de la mañana de ayer a cortar tres kilómetros de una de las calzadas, de momento por tiempo indefinido.

Según el primer informe de la Dirección General de Tráfico, un punto de la calzada "se hundió 30 centímetros a causa, a su vez, del hundimiento de la junta de dilatación del carril derecho en sentido Cantabria". La situación obliga a habilitar en sentido contrario uno de los dos carriles en sentido Galicia.

Los técnicos descartan un fallo estructural, según pudo saber este diario, razón por la que no se debe temer por un incidente de más calado. Fuentes de la Delegación de Gobierno sí confirmaron que no se puede estimar cuándo se podrá hacer la obra. La Demarcación de Carretera tramitó ayer el expediente "por vía de urgencia". Sin embargo, las mismas fuentes recalcaron que es imposible establecer plazos de licitación ni adjudicación por el estado de alarma en el que se encuentra España. "La obra se hará porque se trata de una autovía muy transitada, pero ahora mismo todos los trámites están paralizados, razón por la que es probable que no se pueda hacer en el tiempo que nos gustaría", añadieron desde la Delegación del Gobierno en Asturias.

En la comarca, este daño ha causado cierta preocupación. El viaducto de Balmeón de la autovía es utilizado por los numerosos camiones se que dirigen a las fábricas de Navia desde Galicia y la zona más occidental y costera de la comarca. En la actualidad, los vehículos pesados tienen prohibido circular por la carretera nacional que atraviesa Navia, en un intento de evitar el colapso. De este modo, es obligatorio utilizar la autovía para acceder a Navia y, de allí, a las fábricas más importantes por número de empleados y movimiento de material, a saber, Ence e Industrias Lácteas Asturianas-Reny Picot (Ilas).

El Alcalde de Navia, Ignacio García Palacios, transmitió ayer un mensaje de "tranquilidad". El regidor sí puntualizó que es importante desdoblar la autovía, aún quedando tres kilómetros sin la comodidad que ofrece una autovía, para evitar el paso alternativo por Navia y "la vuelta al caos por el intenso tráfico". Según el gobierno naviego, se estima que por esta autovía circulan camiones en dirección a Ilas con dos millones de litros de leche al día y 400 vehículos con madera y otros materiales con destino a la fábrica de Ence-Navia.

Compartir el artículo

stats