DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Franco comienza a limitar el aparcamiento en La Caridad, aunque no multará hasta julio

“Es una iniciativa buena para todos”, dice el gobierno local de la zona azul: 30 plazas con un máximo de una hora de estacionamiento

El operario municipal José Sierra, ayer, descubriendo una de las señales que regulan la zona azul. | T. Cascudo

El operario municipal José Sierra, ayer, descubriendo una de las señales que regulan la zona azul. | T. Cascudo

El Ayuntamiento de El Franco estrenó ayer la zona azul de la capital franquina, una medida solicitada por el comercio y la hostelería local para favorecer la movilidad en las arterias más comerciales de La Caridad. En las treinta plazas afectadas, el aparcamiento estará limitado durante el horario comercial a una hora, que será gratuita. El incumplimiento de la norma se sancionará con multas de 50 euros (por pronto pago en veinte días se quedarán en 25 euros). No obstante, el gobierno local explica que dará de margen este mes para que los usuarios se familiaricen con los cambios y no se empezarán a aplicar sanciones hasta el 1 de julio.

El gobierno local anunció su plan para el área comercial a principios de año. Estaba prevista su puesta en marcha en marzo, pero, “razones burocráticas”, la han retrasado un trimestre. Ayer a media mañana se descubrieron las señales que regulan esta zona azul que emula a otras que operan en concejos próximos como Navia. La zona delimitada afecta a treinta plazas distribuidas en ocho calles en las que el aparcamiento se limitará a una hora en horario de nueve a dos de la mañana y de cuatro a ocho de la tarde. La zona azul, totalmente gratuita, solo estará operativa de lunes a sábado, en días laborales.

“Fue una propuesta que se llevó al pleno y que se aprobó por unanimidad. Creemos que es una iniciativa buena para todos y fundamentalmente para el comercio y la hostelería local y con ese objetivo se puso en marcha”, defiende la concejala de Cultura, Turismo y Comercio, Victoria Zarcero. Hace hincapié en que, pese a que la zona azul afecta a treinta plazas próximas a establecimientos comerciales y hosteleros, se han habilitado tres nuevas zonas de aparcamiento sin limitación y en pleno centro que tienen una capacidad para unos cien vehículos.

Sandra Camarón, mostrando uno de los relojes. | T. Cascudo

“Relojes”

Zarcero explica que para acceder a estas plazas delimitadas como zona azul hay que disponer de uno de los tres mil “relojes” editados. Además, ayer mismo se encargaron otros tres mil dada la demanda. Estos “relojes” cuentan con un marcador en el que se fija el rango horario de llegada y autómaticamente queda establecida la hora de salida. Por poner un ejemplo, un cliente que llegue a La Caridad a las cuatro y cuarto, deberá fijar en el reloj el rango horario de “cuatro a cuatro y media de la tarde” y, automáticamente, el reloj le indicará que debe dejar libre el estacionamiento a las cinco y media.

“Es muy sencillo, lo único que tienen que hacer es colocar estos relojitos en un lugar visible del vehículo”, apunta Zarcero, que insiste en que se dará un plazo de semanas para que la gente se familiarice con el sistema. “Se establece un periodo informativo todo el mes de junio para que la gente sepa cómo funciona y empiecen a tenerlo en cuenta. Pedimos que lo empiecen a hacer bien”, apunta la edil.

Tanto la Asociación de Empresarios de El Franco (Asefra) como la Asociación de Hostelería y Turismo avalan una iniciativa que llevaban años reclamando para evitar que los aparcamientos más comerciales se pasaran el día ocupados. “Mucha gente que viene de los pueblos nos lo decía, que no había aparcamiento cerca de las tiendas”, precisa la secretaria de Asefra, Sandra Camarón. Explica que entre el vecindario hay división de opiniones al respecto de la iniciativa, pero cree adaptarse a la medida es cuestión de tiempo. “Cuesta entender que esto se pueda hacer en La Caridad, mientras que si vamos a Oviedo, donde además hay que pagar, o incluso a Navia lo vemos normal. Creo que es una medida muy buena que permitirá mucha más movilidad en la zona comercial. Será una mejoría para todos”, defiende esta comerciante franquina.

Compartir el artículo

stats