Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de Villadestre y Villaoril piden la revisión de su concentración parcelaria

Una decena de propietarios de Cangas del Narcea ve el reparto de fincas “desequilibrado”

Ganado pastando.

Ganado pastando. LNE

La concentración parcelaria de Villadestre-Villaoril, en Cangas del Narcea, está llegando a su fin pero su resultado no satisface a todos los propietarios de fincas afectadas. Al menos diez de ellos han preparado un escrito conjunto dirigido a la Consejería de Medio Rural para presentar una queja formal y pedir una revisión de la concentración antes de darla por concluida.

Coincide que todos ellos son ganaderos en activo y ven que con el reparto de fincas de reemplazo han perdido superficie útil para sus explotaciones respecto a la que tenían con anterioridad, por lo que temen que esta situación les obligue a reducir sus ganaderías y les suponga pérdida de derechos para recibir las ayudas de la Política Agraria Común (PAC). Denuncian que no se ha compensado de forma homogénea a todos los propietarios y que existe un “desequilibrio” entre la calidad de las fincas que aportaron a la concentración y las que están recibiendo de reemplazo.

Fue en la última fase del proceso donde surgieron los problemas. Después de dos fases anteriores en las que se delimitó el mapa del reparto, se encontraron que al presentarles el definitivo se habían producido cambios sustanciales sin que nadie les hubiera informado previamente. Están presentando alegaciones y de no ser atendidas no descartan llegar al recurso contencioso-administrativo.

Compartir el artículo

stats