La transición energética | El despliegue de renovables en Asturias

Los ayuntamientos tumban por primera vez tres parques eólicos en el Occidente

El Principado aborta la tramitación de 13 molinos tras presentar los ayuntamientos de Taramundi y Boal informes urbanísticos desfavorables

Parque eólico de Chao das Grallas, en Villanueva de Oscos. | T. C.

Parque eólico de Chao das Grallas, en Villanueva de Oscos. | T. C. / Pablo CastañoP. C.

Pablo Castaño

Los ayuntamientos del occidente de Asturias no están dispuestos a ser meros espectadores de la expansión de parques eólicos en su territorio. Tienen llaves para cerrar la puerta a proyectos que consideren lesivos para sus concejos y han empezado a utilizarlas. El Principado se ha visto obligado a abortar la tramitación de tres parques eólicos en Taramundi y Boal después de que los ayuntamientos de estos dos concejos presentaran informes urbanísticos desfavorables. Por primera vez los despoblados concejos del Occidente fuerzan al Principado a tumbar gigantes eólicos.

Los proyectos abortados son los parques eólicos Xugus, Teixo y El Tronco, promovidos por las empresas Energías Renovables Españolas 2006, en el primer caso, y Green Capital en los otros dos. Esta última compañía pertenece al grupo Capital Energy, que es el que tiene más parques en tramitación en Asturias. En la región están operativos actualmente 24 parques con 531 molinos. Todos concentrados en el occidente de la región. Y al cierre del pasado mes estaban en tramitación un total de 52 parques con 300 molinos, todos también en el Occidente, donde hay mejor recurso eólico y las directrices de ordensación del Principado permiten una mayor ocupación.

La normativa.

El Principado es la administración competente en la tramitación de los parques eólicos con una potencia inferior a los 50 megavatios, que son la mayoría, mientras que el Ministerio para la Transición Ecológica se encarga de los de más de 50 megavatios. Pero en todos los casos, los promotores necesitan el visto bueno de los ayuntamientos. Para obtener la autorización administrativa, los promotores deben solicitar y aportar un informe urbanístico de los ayuntamientos afectados sobre la posible implantación del parque eólico en su término municipal. Si el informe no es emitido en 30 días se puede suplir con una copia de la solicitud para seguir adelante con la tramitación. El plazo de un mes es muy ajustado para la mayoría de los concejos del Occidente –que cuentan con escasos medios técnicos y de personal– por lo que su falta de respuesta en ese plazo era considerada por las empresas promotoras como un silencio positivo. Sin embargo, la propia normativa señala que si el informe urbanístico es negativo podrá aportarse por los ayuntamientos en cualquier momento con anterioridad al otorgamiento de la autorización administrativa.

La sentencia.

Además, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), que adelantó LA NUEVA ESPAÑA, limitó en estos casos el uso del silencio positivo porque "esa regla general que teóricamente debe inspirar la actuación administrativa se exceptúa cuando se trata de la aprobación de instrumentos de planeamiento". El TSJA avaló en aquella ocasión la decisión del Ayuntamiento de Villanueva de Oscos de frenar el parque eólico Escorpio, también del grupo Capital Energy. "La Sala confirmó que la potestad de planamiento urbanístico concede a los ayuntamientos un margen de maniobra frente a la instalación de parques eólicos, de forma que no están obligados a aceptar sin más el proyecto que presente la empresa", señaló sobre ese fallo Alejandro Huergo, catedrático de Derecho Administrativo que defendió al Ayuntamiento de Villanueva de Oscos a través de la Fundación Universidad de Oviedo .Esa vía ha sido transitada ahora por otros ayuntamientos para tumbar parques sin necesidad de acudir al juzgado.

El caso de Boal.

En julio de 2008, la compañía Energías Renovables Españolas 2006 solicitó la autorización administrativa previa del parque eólico Xugus, con seis aerogeneradores a instalar en La Pena dos Xugos, en Boal. En septiembre de 2020, el Principado seleccionó la solicitud de la empresa para el establecimiento del parque y casi dos años después, el Ayuntamiento de Boal presentó un acuerdo municipal en el que se solicitaba la no concesión de la autorización administrativa al parque Xugus. El Principado revisó el expediente y constató que no constaba informe urbanístico, por lo que solicitó al Ayuntamiento aclaraciones sobre el acuerdo munipal y este le comunicó la existencia de un informe urbanístico negativo por el impacto del parque. El Gobierno regional abrió un plazo para que el promotor presentara alegaciones y como no lo hizo ha resuelto ahora poner fin a la tramitación.

El caso de Taramundi.

Proceso similar se produjo con los parques eólicos Teixo, con tres aerogeneradores en el Monte de Busnovo, en Taramundi, y El Tronco, con cuatro arogeneradores en Pico da Portela, en Taramundi y San Tirso de Abres. En estos casos las solicitudes de autorización administrativa de la empresa Green Capital se registaron en 2019 y dos años después el Ayuntamiento de Taramundi aportó los informes urbanísticos desfavorables. En este caso el promotor sí presentó alegaciones. Aseguró que los informes eran parciales, que asumían como de obligado cumplimiento la "recomendación" de situar los molinos a más de 1.000 metros de entidades de población, que debía respetarse el principio de proporcionalidad, que era necesaria la promoción de las energías renovables y que la decisión que debía adoptar el Principado debería ser motivada.

Sin embargo, el Gobierno regional respondió que no le corresponde "fiscalizar o poner en entredicho el informe urbanístico emitido por el ayuntamiento de Taramundi en el ejercicio de sus competencias; sean su contenido y motivaciones compartidas o no". Y añadió que "se ve obligado a dictar resolución poniendo fin al procedimiento" para autorizar los parques.

Los pescadores y el PP protestan contra la eólica marina en Oviedo

Los pescadores asturianos protestarán hoy al mediodía en Oviedo contra los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM) aprobados por el Gobierno de España y que reservan tres zonas frente a la costa asturiana (dos en el Occidente y otra en Gijón) para la instalación de parques eólicos marinos. Los pescadores destacan que ese uso afectará negativamente a los caladeros. La protesta se celebrará frente a la Delegación del Gobierno en Asturias y a ella se sumarán dirigentes de la principal fuerza de la oposición en Asturias, el Partido Popular. El secretario general del PP de Asturias y número uno por el Occidente, Álvaro Queipo, asistirá a la manifestación, al igual que el vicesecretario de Medio Rural y cabeza de lista por el Oriente, Luis Venta, y el diputado regional Javier Brea.