Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jefa de producción de la Ópera de Oviedo

Gracias por todas tus enseñanzas

La pasión por la ópera y el trabajo conjunto que Javier Menéndez transmitió a su equipo

Los méritos profesionales de Javier Menéndez han salido a la luz proyectados por artistas y directores que han trabajado en Oviedo codo a codo con el director artístico de la Ópera de Oviedo y su equipo. Han destacado su capacidad, su gestión y visión. La proyección nacional e internacional de la temporada ovetense tiene un medidor elocuente: no hay artista que al irse del ciclo no esté deseando volver. Su equipo, quienes trabajan codo a codo con Javier en el día a día son quizá quienes mejor le conocen.

Quienes hemos estado a tu lado sabemos que es imposible liderar un proyecto como éste sin altas dosis de pasión. Tú la desbordas y la contagias. Siempre te has enfrentado a los problemas con una sonrisa. Has sido un poderoso agente transmisor de pasión y entusiasmo, una cabeza veloz que transitó de lo general a lo particular con un corazón franco y leal. Has sido exigente y perfeccionista, pero respetuoso para darnos confianza en tu trabajo. Gracias, Javier, por todo lo que nos has enseñado, por tu comprensión y ayuda, por tu naturalidad, tu fuerza y tu sinceridad, por tu paciencia, tu estímulo y tu inagotable energía, la misma que nos llevaba a rebufo y sin aliento en casi todas tus decisiones, siempre acertadas, incluso en las circunstancias más inverosímiles.

Hay solo una cosa que tardaremos en asumir: tu marcha. Haber trabajado contigo es un auténtico orgullo y ahora todos tenemos una mezcla de alegría con mucha tristeza. El Teatro de la Maestranza está de suerte con tu incorporación y en Oviedo intentaremos que tu legado sea nuestra hoja de ruta para que sigas estando orgulloso de una temporada que tanto le debe a tu pasión y trabajo.

Qué difícil es resumir estos años. Hemos sufrido juntos (creo que los dos recordaremos siempre los cinco tenores del Samson?) pero hemos disfrutado de momentos memorables, como ver nacer una ópera en nuestro teatro. He aprendido contigo lo que no está escrito, solo puedo decir gracias por haber pensado que a lo mejor me apetecía embarcarme en esta locura maravillosa.

Suscriben este artículo: Asun Noriega, Rubén García, Patricia Cuesta, Adolfo Domingo, Alicia Hulton, Laura García, Elena Mitrevska y Alfonso Malanda.

Compartir el artículo

stats