Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José María de Loma

Discrepancias

La marcha de la política de Borja Sémper

Se va Borja Sémper de la política. Si estuviéramos en un entierro en la España profunda no faltaría una señora enlutada diciendo "ay, siempre se van los mejores". No es el caso. No se ha muerto, afortunadamente. Y no es el mejor, pero sí un verso suelto en estos malos

Su nombre engrosa la de tantos dirigentes populares vascos que han ido yéndose en desacuerdo con Génova. Hay quien se va dando un portazo y quien se despide a la francesa. Él lo ha hecho dando una rueda de prensa, fórmula en declive dada la costumbrita de no aceptar preguntas. El tuiterío ha tenido palabras de agradecimiento y homenaje hacia él, por echarle huevos a ETA en los años duros. Otros le han dedicado invectivas o han sido displicentes. Su imagen contribuía a dar idea de un PP más moderno y moderado, molón y joven, "vascopepero" sin complejos. "La discrepancia dentro de un partido es algo sano", ha dicho. A él le ha costado el cargo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats