DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maxi Rodriguez

Parando en Villalpando

Maxi Rodríguez

El ex de la última fila

El BUP vuelve a tu vida

El ex de la última fila

–¡Coño, Nuri!

–Meca, Pardo.

–¡Madre mía! ¡Qué casualidá!

–¿Por?

–Depués de tantos años… ¡Mira ónde vamos coincidir!

–Ya ves.

–Claro, antes yera en bodes y entierros, ahora vémonos na cola de la vacunación. ¿Qué ye, la segunda?

–¿Qué, ho?

–Yo sigo con AstraZeneca pa no mezclar, ¿oíste? A mí déjame de mezcles. ¡Uf, el destino!

–¿Qué?

–Lo de reencontranos aquí, digo.

–Na. Nun tien mérito. Somos d’un tiempu.

–¡Uf, qué fuerte, Nuri, paez que te toi viendo facer dibujo lineal!

–¿Que qué, ho?

–Col lápiz, pimpán, pimpán. Claro, como yo siempre me sentaba detrás...

–No flipes, Pardo, no flipes.

–Oye, ¿visti qu’avieyaos tan los demás?

–¿Quién?

–¿Nun visti a Castañón, ho? ¡Ta más calvu que Zidane! ¿Y Teresina? ¡Ta como una xiblata, la probe! ¿Tienes feisbu?

–No.

–Había que quedar un día, eh.

–¿Pa qué?

–¡Cuando tengamos la inmunidá del rebañu, comemos un corderu!

–Mui propio, sí.

–Pero los guays de la clase, eh. Yo con Zapi nun quiero saber ná. Echome de la burbuja en fase tres. Y nun lu pueo ver. ¡Uf, qué sexi tas con mascarilla, fía!

–Selo yo.

–¿Cuánto va que lo dejamos, Nuri?

–¿El qué, ho?

–Tres recreos namás. Pero, uf, qué recreos. ¡Un besu con lengua! Eses coses nunca s’escaecen...

–No flipes, Pardo.

–Nurina, marcaste mi vida.

–¿Yo? ¡Ai Dios!

–Sí. Luego pasaron muches coses: el gol de Iniesta, el 15M, el tramu Onzonilla-Benavente...

–¿Quiés dejar de flipar?

–Separeme, tuvi en UPyD, fallome hasta la dieta Dunkan… Pero tú, Nuri...

–¡Fai más de treinta años que nun nos vemos!

–Y ahora el destino...

–¡Atrás, Pardo, atrás!

–Nun me tengas mieu. Engordé, sí. Y apellídome Pardo, vale, pero nun soi el oso de Cangas.

–¡Puf! Nun sé ni quién yes.

–¡El tu ex, Nuri! El BUP vuelve a tu vida, tiénesme pa lo que sea, ¿oíste?

–¿Pa lo que sea?

–Sí, cuca. Tu dícesme: oye, Pardo, que la vacuna fízome reacción, y ahí tienes a Pardo llevándote Paracetamol.

–¡Ai Dios, Pardo! ¡Ai Dios!

www.parandoenvillalpando.com

Compartir el artículo

stats