Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Raimundo Abando

La falacia del presidente Barbón

El debate acerca de la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio y la posición argumental del Gobierno asturiano para cuestionarla

De nuevo salta la polémica del Impuesto sobre el Patrimonio, una vez que el presidente andaluz se suma a Madrid al bonificarlo al 100%, es decir, los residentes en Andalucía al igual que los residentes en Madrid no lo pagarán.

Y, ante este anuncio, el presidente asturiano, Barbón, se apresuró a manifestar que él no estaba dispuesto a hacerlo, porque supondría el fin de muchas políticas sociales. En mi opinión, una falsedad. Porque si 20 millones de euros (menos del 0,4% del Presupuesto asturiano), suponen que desaparecen muchas políticas sociales es que se está gestionando muy mal el presupuesto del Principado; que, por otra parte, es mi pensamiento,

Si les parece, vamos a hablar de este impuesto injusto, pues se paga por lo pagado previamente y de modo reiterativo todos los años.

Un poco de historia

1) El Impuesto sobre el Patrimonio nace en la Transición, concretamente con la Ley de Medidas Urgentes de Reforma Fiscal, Ley 50 de 14 de Noviembre de 1977. Un momento difícil, donde había que modernizar en parte y de manera rápida el Sistema Fiscal que imperaba en España antes de la democracia. Era la época del segundo gobierno de U.C.D. con Adolfo Suárez de presidente. Y mas que por afán recaudatorio, su principal interés era que los españoles declaráramos lo que teníamos, es decir, era informativo y de control. Por eso el artículo 1 decía que el impuesto tenía carácter excepcional y transitorio. O lo que es lo mismo, duraría poco tiempo.

2) Catorce años mas tarde, el 19 de junio de 1991, se aprueba la Ley 19 Del Impuesto sobre el Patrimonio. Era el tercer gobierno del PSOE estando de presidente Felipe González. Como podemos ver, no solo no se cumplió lo que decía la Ley de 1977, sino que, después de 14 años, la nueva Ley ponía fin al carácter excepcional y transitorio y lo definía como permanente. La gran diferencia es que las autonomías tenían, y tienen la facultad de modificar los tipos, los mínimos exentos y las bonificaciones.

3) Los dos gobiernos del PP presididos por Aznar lo conservaron.

4) En 2008 el gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por Esperanza Aguirre, lo bonifica al 100%.

5) También en 2008, estando el PSOE en el gobierno, Zapatero no lo suprime, pero lo bonifica al 100% en toda España, es decir, no se pagaba.

6) En 2011, el propio Zapatero quita la bonificación y se vuelve a pagar.

7) Durante los gobiernos del PP presididos por Mariano Rajoy se mantiene, aun cuando Rajoy prometió quitarlo, diciendo que era injusto, inútil y obsoleto.

8) En la actualidad el PSOE de Sánchez se reafirma en él, mientras el presidente Juanma Moreno, del gobierno andaluz del PP, acaba de anunciar su bonificación al 100% y el presidente de Murcia del PP, López-Miras, también comunicó que estudiaría su total bonificación.

Derecho comparado

Cuando se estudia lo que ocurre en los diferentes países de la Unión Europea y se comprueba que en ninguno de los 26 restantes existe el Impuesto sobre el Patrimonio, hay que llegar a la conclusión que quien falla es España. Ni en países donde gobierna la izquierda, como Alemania, Dinamarca, Suecia, Finlandia o Portugal, se mantiene este impuesto. Y ninguno de ellos está recortando servicios sociales.

¿Por qué lo mantiene el PSOE en España?

En mi opinión, por la demagogia de pensar que la utilización del enfrentamiento entre ricos y pobres le puede dar un rédito de votos en las urnas. Gran equivocación por otra parte, solo hay que ver lo ocurrido en Madrid, Andalucía o Murcia. Y es que a los ciudadanos ya no se les engaña con ese artificio. Como ocurre en el resto de la Unión Europea, lo que quieren los españoles es que nuestros dirigentes gestionen el Presupuesto de la manera mas eficiente posible; cosa que evidentemente el gobierno actual no hace. Porque, como es posible que en España de enero a agosto se hallan recaudado 24.000 millones más ( que salieron de nuestros bolsillos), solo por el aumento de los precios? Como es posible que no se vaya a deflactar la inflación en el IRPF, lo que supone pagar mas impuestos?

¿Y qué pasa en el Principado de Asturias?

Por desgracia, el presidente Barbón se dedicó machaconamente a criticar a Madrid durante años, y ahora, después de Andalucía, a decir que él no bonificará el Impuesto sobre el Patrimonio porque se perderían servicios sociales. Y no es cierto. Tanto Madrid como Andalucía han bajado impuestos. Y cual ha sido el resultado? Mas ingresos e incremento significativo en las partidas de Sanidad, Educación, Servicios Sociales y Dependencia.

Miren ustedes, yo siempre pensé, porque así lo han manifestado en multitud de ocasiones, que tanto el PSOE como Barbón defendían el carácter federalista del partido. Pero ya ven, el no preservar la autonomía fiscal de las comunidades autónomas es destrozar ese carácter tan cacareado. Pero tienen otro problema, como justificar esa autonomía para el País Vasco y Navarra?

No se da cuenta el presidente Barbón que el que Asturias sea un Infierno Fiscal empeora de manera significativa la capacidad de retener y atraer capitales, empresarios y talento. Deslocalizar empresarios ( se han ido decenas de ellos), y capitales tiene un efecto perverso para la economía asturiana; significa menos riqueza, menos empleo y éxodo de asturianos por falta de trabajo, con lo que agrava el problema de la pérdida de población y del envejecimiento del Principado.

Gobernar no es recaudar, es gestionar bien. Y el presidente Barbón no lo hace. Un ejemplo evidente, como es posible que 100.000 asturianos (10% de la población), estén esperando una consulta médica o 25.000 estén aguardando por una operación? Presidente, recapacite y rectifique su pensamiento. Si no lo hace, Asturias seguirá caminando hacia la total decadencia iniciada a finales de los años ochenta. Y usted será, al igual que ya lo son sus antecesores, partícipe principal de ello.

Compartir el artículo

stats