Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maxi Rodriguez

Parando en Villalpando

Maxi Rodríguez

Recalculando

Cuesta de enero

Pablo García

-–Puñeteres fiestes...

–¿Por?

–Nun sabía qué poneme y púseme gordu.

–¿Quién te mandó?

–Colo bien que diba, cagonrós… El roscón. Foi cosa del roscón.

–Sí, ho.

–Nun lo entiendo, Isa.

–¿Qué ye?

–Comimos lo mesmo. ¿Por qué yo engordé y tú sigues igual?

–La constitución, Ricardo.

–Ah, ¿sí? ¿En qué artículu diz que yo tengo qu’engordar? A ver…

–Agora, fíu, peses lo mesmo qu’una persona de dos metros cincuenta.

–¡Meca, entós tengo que crecer! ¡Urgentemente!

–Sí, sobremanera de cabeza.

–¿Qué, ho?

–Yes peor que los guajes, Richi. Tantu mieu que teníes a engordar y yá empezabes a chumar antes de les comides.

–¡Coime, por eso! ¡Pa quitar el mieu!

–Si hasta me dijiste que creíes en Papá Noel.

–¿Y qué? ¿Nun creíes tu nel to ex?

–Y lo de los Reyes… Home, por favor, a quién se-y ocurre pidi-yos un playoff...

–El roscón, Mari. A mi foi’l roscón lo que me mató.

–Sí, ho. Y la sidra, el cava, el vermú, los cacharros… ¿Nun canses de beber?

–Nin que bebiera corriendo.

Pablo García

–Tantu líquidu, Ricardo…

–Tienes razón, Mari. ¡Inundeme, cagonrós!

–¿Que qué, ho?

–El cuerpu ta formáu por un 70 por cientu d’agua, asina que de gordu nada.

–¿Cómo ye, ho?

–Lo que toi ye inundáu, Mariló.

–¡Ai, la madre que te sibló!

–Ella, la probe, ye como tu, come y nun engorda. Siempres tien les mismes medíes.

–Sí, ho. ¡Noventa, sesienta y revienta, jojojo!

–Non te pases, Mari. Tengamos la fiesta en paz.

–Non, si yo toi bien tranquila, pero tu…

–¿Qué ye?

–Nun sé, ¿qué pienses facer?

–Voi evitar toles coses qu’engorden.

–Di que sí, eso ye.

–Fuera espejos, báscules, semeyes, los selfies, instagram…

–¿Qué dices, ho? ¿Instagram engorda?

–A ti non, fía, pero a mi sácame papada.

–¿Y nun pienses facer dieta?

–Yá tamos…

–¿Qué ye?

–Lo de siempre. Cuando te llamen gordu tienes que ponete a dieta, ¿non? Pero cuando vos llamen ignorantes nun vos da por leer.

–Ai, mira, Ricardo, allá tu.

–Calma, Mari, calma.

–Yá, yá. Na vida hai que tomalo tou con calma.

–Menos la cerveza, que se calienta.

www.parandoenvillalpando.com

Compartir el artículo

stats