Opinión | La semana política

El cambio de la década

El estreno de la Variante supone un punto de inflexión, pero aún permanecen incertidumbres en el futuro que determinarán el rumbo de la región

Túnel de la Variante de Pajares

Túnel de la Variante de Pajares

La inauguración de la Variante de Pajares es, sin duda, un acontecimiento que marcará los próximos años. Está aún por ver si realmente inicia «la década del cambio» que proclama el PSOE, pero supone el cambio de la década. Solo una noticia amargaría el dulce: que acabase en vía muerta el propósito de ArcelorMittal de impulsar sus instalaciones asturianas hacia el futuro descarbonizado e hidrogenado.

El acontecimiento coincide con la presentación de un proyecto de Presupuestos regionales para 2024 con una cifra inédita y, probablemente, irrepetible. Concurren varias razones para alcanzar esa cuantía, un patrón que se repite en todas las comunidades autónomas, porque las previsiones de entregas a cuenta por la financiación autonómica alcanzan un techo que ya venía elevándose desde 2022. La clave está en el aumento de la recaudación en los años precedentes (por la suma de la inflación y el dinamismo económico). Pero todos los escenarios apuntan a que será necesario apretarse el cinturón (reduciendo la ratio de la deuda) en 2025 antes de que nos llegue la escalada en la factura de las pensiones y la solución pase por incrementar el endeudamiento público. Y ya no se contará con la inyección añadida que han supuesto los fondos europeos extra.

Así, Asturias tiene motivos sobrados para encarar con optimismo el próximo año, salvo que las noticias industriales chafen cualquier espíritu de entusiasmo. Pero tiene que ver que en el horizonte las cosas pueden torcerse, la capacidad inversora de la administración autonómica se verá mermada y el gasto social mantendrá una tendencia creciente y se aventura muy lejano el momento en que pueda tocar techo.

Pedro Sánchez ha expresado que está dispuesto a acometer esta legislatura la tantas veces anunciada reforma del sistema de financiación económica. Será complicado, con tensiones territoriales sobre la mesa y con un Ejecutivo dependiente de las presiones de los nacionalistas. Pero ahí Asturias tendrá que ser firme en la defensa no solo de sus necesidades financieras inmediatas, sino con mirada hacia el horizonte.

Lograr una transformación de Asturias con visión de una década y más allá de los eslóganes efectistas exige ante todo un plan claro y estructurado. No es algo que suceda de un plumazo por la inauguración de una infraestructura, por determinante y deseada que sea. Y persisten incertidumbres relevantes que aún deberían hacer pensar a qué cambios conducirá esta década, no sea que no compense.

Consejeros al tren. El Gobierno regional ha establecido el criterio de que el tren se convierta en el medio de transporte oficial. Tras la inauguración de la Variante de Pajares se ha fijado el criterio de que se elija la opción ferroviaria como prioritaria en aquellos desplazamientos que realicen los altos cargos del Ejecutivo a Madrid, y eligiendo billetes en clase turista. Hay dos mensajes velados en esa decisión que llenará las cuentas de X e Instagram de consejeros y consejeras viajando en tren como cualquier hijo de vecino. El primero, promocionar todo lo posible la conexión por la Variante y la alta velocidad que será efectiva en 2024; el segundo, ir levemente deslizando que el avión va camino de convertirse en un medio de transporte penalizado si existe conexión ferroviaria en un tiempo competitivo. ¿Recuerdan aquel pequeño lío que se montó con el acuerdo estatal entre el PSOE y Sumar al explicar bastante mal Yolanda Díaz el punto que hablaba de la paulatina supresión de las conexiones aéreas domésticas en las que hubiese como alternativa un viaje en tren de dos horas y media?

Un Barbón más viajero que cruzará el Atlántico. El presidente, Adrián Barbón, tiene anotado en su agenda realizar el próximo 2024 el que será su primer viaje oficial al extranjero. Concretamente a Sudamérica, previsiblemente Argentina. No ha sido especialmente viajero Barbón fuera del Principado. Sí cumplió ese objetivo tan «Pedrodesilvista» de recorrer los concejos asturianos. Lo más lejos que se recuerda al mandatario asturiano en la pasada legislatura fue en Canarias, en una Conferencia de Presidentes con motivo del volcán de La Palma. Fuera de España se le vio al pie de la tumba de José Barreiro en 2019, en Chaum (Francia), con la FSA, así que no cuenta como viaje oficial. Lo que sí ha trasladado el Presidente es que aprovechará la apertura de la Variante para incrementar sus visitas a Madrid para mantener reuniones con los ministros y ministras del Gobierno de Sánchez. Será algo que comenzará a verse a partir de enero y de los primeros en la cita será el ministro de Transportes. No obstante, quizás haya que repetir con el ministro de Industria, no sea que llevemos un susto.