25 de febrero de 2010
25.02.2010
Intenso debate político en torno al Grande Covián
 

El PSOE tilda la tramitación de la ley para integrar el Hospital de «chapuza jurídica»

Los socialistas afirman que las «irregularidades» y «vicios de procedimiento» observados hacen «muy probable» que la iniciativa sea inconstitucional

25.02.2010 | 01:00
Pilar Alonso.

Oviedo, Ramón DÍAZ
La tramitación de la ley de integración del Hospital del Oriente ha sido una «chapuza jurídica», salpicada de «irregularidades», «arbitrariedades» y «vicios de procedimiento», aseguraron ayer fuentes del Grupo Socialista en la Junta General del Principado. Las supuestas irregularidades cometidas por los impulsores de la proposición de ley, PP e IU, son, según los socialistas, «insuperables» y hacen «muy probable» que la iniciativa sea inconstitucional, porque «se ha incumplido el reglamento» del Parlamento asturiano, tal como han señalado los letrados de la Junta General.

El Grupo Socialista teme, sobre todo, por el futuro de los trabajadores del Hospital, cuya integración en el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) establece la proposición de ley pactada por PP e IU. Los socialistas aseguran que la ley de integración lleva a la plantilla a un «limbo jurídico». «Si los trabajadores del Hospital pueden o no pasar de la Fundación al Sespa lo veremos en el futuro si alguien cree que tiene mejor derecho y reclama», advirtió el Grupo Socialista, que ve «dudoso e incierto» que los actuales empleados del centro, aun si consiguen ser trabajadores del Sespa, puedan seguir en el Grande Covián, ya que optarían a las plazas que se creen tras la integración «otros empleados públicos -éstos con mejor derecho, ya que son empleados del sistema- y otros con el mismo derecho», señalaron las fuentes consultadas.

El texto de la ley de integración, aprobado el martes por PP e IU, propone la desaparición de la fundación pública que rige el Hospital y para la que trabaja la plantilla, así como la incorporación de los trabajadores al Sespa y su continuidad en el Grande Covián. Claro que, según el PSOE, «hay riesgo de no ser ni del Sespa ni del Hospital, pero entonces ya no habrá "fundación" para la que trabajar». El Grupo Socialista responsabiliza a PP e IU de las consecuencias de la ley de integración sobre los trabajadores.

Según los socialistas, los vicios de procedimiento observados durante la tramitación de la ley la hacen, de aprobarse, «enormemente vulnerable». La pretensión de PP e IU de integrar el Hospital en el Sespa ha quedado «sin efecto», según el PSOE, porque la «integración ya se ha producido, y así lo dicen los informes jurídicos de la Junta». Los socialistas cuestionan que las enmiendas de IU a la propuesta inicial del PP hayan sido consideradas «parciales» y no «de totalidad», como defendieron los letrados de la Junta. Otra supuesta irregularidad: PP e IU omitieron la prerrogativa del Gobierno para vetar una iniciativa si origina una alteración del estado de los ingresos o gastos del ejercicio presupuestario.

El Grupo Socialista, como defendió la diputada Pilar Alonso en la ponencia, cuestiona que se haya impulsado una ley singular o de caso único, que debe estar justificada «para excluir la creación arbitraria de supuestos de hecho».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook