08 de enero de 2014
08.01.2014
 
La gestión de los servicios públicos

El Principado deniega el bus escolar a Castañera pese a admitir que es una localidad distinta de Arriondas

Educación alega que está todo urbanizado entre ambos núcleos y los padres aseguran que lucharán "hasta el final"

08.01.2014 | 01:37
Una de las protestas que protagonizaron los estudiantes de Castañera el pasado mes de octubre.

Los 77 escolares de la localidad parraguesa de Castañera ven cada día cómo les pasan por delante hasta dos autobuses que vienen y van al colegio y el instituto de Arriondas sin que ellos puedan subirse. No lo hacen porque el Gobierno regional decidió este año quitarles el derecho a transporte escolar gratuito, algo contra lo que sus padres llevan luchando desde que empezó el curso.

El último capítulo lo está escribiendo el recurso interpuesto por las familias de los 77 alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria, que recibieron una comunicación oficial en la que el Principado reconoce algo por lo que llevan tiempo clamando, que Castañera y Arriondas son localidades independientes.

Los padres lo invocaban porque la nueva normativa regional de transporte escolar recoge que tendrán derecho los estudiantes que vivan a más de 1,5 kilómetros del centro educativo y en una localidad distinta. Ambas condiciones se cumplen en el caso de Castañera, pero las autoridades regionales añaden que "está todo urbanizado desde una población a otra, que es todo casco urbano y lo deniegan", explica Jesús Zazo Miyar, uno de los padres afectados. Las familias saben que la ley "no pone nada de si está urbanizado o no" y confían en que su recurso surta efecto. Este primer paso se resolverá en la propia Administración regional y, si no se soluciona su problema, acudirán a la vía judicial y tirarán "adelante hasta el final", añade Zazo Miyar.

Lo único seguro de momento es que tienen que llevar a los niños en coche al colegio, para lo que los padres se coordinan y comparten el viaje con otros niños. Deben hacerlo así, pues "la opción de ir andando es imposible, no hay tiempo y hay niños pequeños", explica el padre afectado, quien estima en unos 25 minutos el tiempo que les lleva completar el trayecto entre Castañera y los centros educativos, en el barrio de El Barco de Arriondas.

Mientras, cada día ven cómo pasan dos autobuses por la parada de Castañera, pero no se detienen.

Por la mañana ven al que viene de Llames de Parres y al mediodía regresa este más el que traslada a los estudiantes de la zona de Margolles, que va expresamente a Castañera a recoger a los pasajeros de la línea regular a Ribadesella, pues se trata de transporte escolar de uso compartido. Pero los estudiantes de Castañera no se pueden subir a ninguno, al menos de forma gratuita, ya que les han ofrecido la opción de pagar la tarjeta del Consorcio de Transportes de Asturias (CTA), algo que no les convence, pues hasta este año disfrutaron de este servicio totalmente gratuito. Descartan pagar los alrededor de cuarenta euros en los que estiman el coste mensual de la fórmula planteada por el Principado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído