28 de junio de 2014
28.06.2014

La traída de agua de Arriondas tuvo 58 averías graves en los últimos tres años

"Mientras no se renueve la red estamos vendidos", admite el edil Álvaro Palacios La obra se adjudicará en julio

28.06.2014 | 01:19
Tres operarios del servicio municipal de Obras trabajan reparando la tubería de Arriondas.

La traída del agua de Arriondas tuvo 58 averías graves en los últimos tres años. La última se inició la semana pasada y el sistema, instalado en 1981 y muy deteriorado, aún se está recuperando. En estos días el departamento de Obras ha contabilizado hasta seis roturas en la red, que se añaden a las registradas por su responsable, el concejal Álvaro Palacios, desde julio de 2011. Desde entonces -y ya sucedía antes- han sido continuos los problemas del suministro de agua, con leves averías casi semanalmente.

Palacios apuntó que el servicio "se está recuperando bien", pues ya ayer había agua en las casas y en equipamientos tan importantes como el Hospital Grande-Covián, aunque a determinadas alturas no saliera con la presión que acostumbra. El edil de Obras explicó que "tendrán menos presión, porque el depósito -ubicado en Castañera- está bajo" de capacidad, ya que entre la captación y el destino final hubo hasta seis averías en estas dos últimas semanas. Ahora, añadió, "es cuestión de poco tiempo que vaya entrando agua y recuperando". Calculan que en cuatro o cinco días, "si todo va bien", el servicio esté restablecido.

El flujo de agua se está recuperando, pero el concejal advierte de que "esto no se puede garantizar, porque la traída está como está, es de fibrocemento y los empates ya empiezan a fallar". Palacios no se anda con rodeos. Hasta que no se renueve la red en Arriondas estarán "vendidos", pues en cualquier momento puede aparecer una nueva avería. De ahí la necesidad y la urgencia de que se acometa la obra, "la más importante en el concejo" a juicio del equipo de gobierno socialista.

Esta no es la primera avería grave que enfrentan en el departamento parragués de Obras, pero en otras ocasiones les dio tiempo a que recuperara el depósito. "Esta vez fue una rotura tras otra y no recuperaba", relató Palacios. Cuando sucede esto en el depósito de Castañera, el que normalmente surte a Arriondas, el Ayuntamiento tira del que está situado en Pendás, pero esta vez no daba abasto para toda la población, unos 2.580 habitantes.

"Aunque esté entrando bien el agua, no es suficiente, porque es mucho más pequeño", explicó el edil. Tres roturas en la traída a la altura de Romillo, dos en San Martín de Bada y otra en Ozanes trajeron de cabeza a los operarios municipales y llevaron el problema hasta los grifos de Arriondas. "La gente no lo sabe hasta que no falta el agua", explicó Álvaro Palacios antes de apuntar que sólo hubo otra ocasión en la que los problemas en las tuberías se trasladaron a los usuarios.

Estos problemas técnicos se tradujeron en que hubo vecinos que pasaron algunos días entre dos y siete horas sin agua corriente. En algunas zonas de Arriondas, como el Tocoti y el barrio de El Barco, no llegaron a tener falta de suministro y tampoco en los "bajos comerciales y en los primeros pisos, donde no tenía la fuerza habitual, pero no llegó a faltar el agua".

Sin embargo, en cuanto las viviendas cogían altura, el suministro no tenía suficiente presión para llegar.

El concejal de Obras agradeció a los operarios del departamento municipal"el compromiso total, la responsabilidad que tienen y el trabajo que hicieron estos días, levantándose a las cinco de la mañana y trabajando hasta la noche. Hacen más de lo que pueden, estaban agotados", añadió. Con un poco de suerte, esta será la avería de despedida de la vieja traída del agua en Arriondas. Palacios anunció que las obras para renovarla se adjudicarán el próximo 7 de julio "y empezarán en breve". El próximo lunes la Corporación local celebrará un pleno extraordinario para aprobar la realización de tres expropiaciones urgentes del segundo tramo proyectado, pues inicialmente sólo se iba a renovar una parte de la traída. La actuación, para la que la Consejería de Fomento recibió 55 ofertas, tiene un presupuesto cercano a los 800.000 euros y un plazo de ejecución de doce meses. En total, se instalarán 4.866 metros de nueva tubería de polietileno de alta densidad que discurrirán por seis riegas y cruzarán los ríos Mampodre y Piloña, la carretera N-634 y la línea de FEVE Oviedo-Santander.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído