26 de enero de 2017
26.01.2017

Tito Bustillo amplía la temporada hasta los ocho meses, quince días más que en 2016

La cueva podrá visitarse un mes más que hace dos años, del 1 de marzo al 29 de octubre, y próximamente podrán comprarse las entradas on-line

26.01.2017 | 01:42

La cueva de Tito Bustillo, en Ribadesella, amplía este año su temporada de visitas hasta los ocho meses, quince días más que en 2016. Estará abierta del 1 de marzo al 29 de octubre, un periodo que supone un mes más de apertura que hace dos años y que ya es público en la web de la gruta, en la que anuncian que "próximamente" estará disponible la venta on-line de entradas.

La decisión depende de la Consejería de Cultura del Principado y ha sido difundida por la empresa pública que gestiona las visitas, Recrea. Se trata, además, de un deseo de los empresarios locales de turismo, pues la cueva es un reclamo de primer orden. La visita a Tito Bustillo puede completarse con un recorrido por el centro de arte rupestre, que reabrirá sus puertas el 1 de febrero después de tomarse el mes de enero de descanso. Esta ampliación en la temporada de visitas implica, en principio, un aumento del cupo total de personas que podrán acceder a la gruta, pues Cultura ha mantenido el máximo de quince personas en cada pase con una visita que dura una hora, aproximadamente. El primero continúa siendo a las 10.15 horas y el último a las 17.00, un tiempo en el que hasta ahora se han realizado diez pases. En la temporada pasada la cueva abrió desde el 16 de marzo hasta el 30 de octubre, lo que ya supuso una ampliación de quince días, pues hace dos años Tito Bustillo abrió sus puertas el 1 de abril para cerrarlas el penúltimo día de octubre.

La entrada a la cueva y al centro de arte rupestre cuesta este año 7,34 euros, 14 céntimos más que en 2014 e igual que el año pasado. El precio incluye un recorrido por el equipamiento, pero no las actividades complementarias que se realicen en su interior o en la Cuevona de Ardines. La edad mínima para acceder a la cueva es de 7 años y se desaconseja la visita a personas con dificultades de visión o movilidad. Se recomienda el uso de ropa de abrigo y calzado adecuado y no está permitido el acceso con comida o bebida. La cueva fue declarada en julio de 2008 Patrimonio de la Humanidad por sus manifestaciones de arte paleolítico. De los doce conjuntos que la forman, sólo se puede visitar unos meses al año el panel principal, aunque el centro de arte rupestre sólo cierra en enero. La nueva temporada, que comienza el miércoles, llega con novedades en los talleres. Los dos primeros fines de semana de febrero habrá uno infantil acerca de la muestra "Playmobil: guardianes de la Historia" y los días 5 y 12 de febrero se impartirán dos talleres de arroz y cocina creativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído