29 de marzo de 2017
29.03.2017

El Principado destina 277.000 euros a renovar el tejado del colegio de Infiesto

La Corporación piloñesa vota mañana en el Pleno ordinario si exime a Educación del pago de la licencia de la obra

29.03.2017 | 01:46
Una docente, ayer, señalando las manchas de humedad que se filtran por el tejado del edificio de Primaria del colegio de Infiesto.

El Principado invertirá 276.917,48 euros en la renovación del tejado del centro de Educación Infantil y Primaria de Infiesto, que ya salió volando a causa de los temporales en un par de ocasiones. Así lo confirmó el alcalde de Piloña, Iván Allende, que confía en que la Corporación municipal dé mañana en el Pleno ordinario que se celebra en Infiesto (20.00 horas) el visto bueno para eximir de a la Consejería de Cultura del pago del 95 por ciento de tasas y del impuesto de obras, al entender que los trabajos presentan un manifiesto interés social para el desarrollo del municipio. La Junta de Gobierno piloñesa ya otorgó la licencia de obra que el Servicio de Infraestructuras Educativas del Principado solicitó el pasado 24 de febrero y las primeras hipótesis apuntan a que los trabajos podrían iniciarse durante el verano.

El proyecto prevé la sustitución de la cubierta actual de las edificaciones de Primaria, Secretaría y la vivienda del conserje debido a su mal estado. Para ello está previsto desmontar la cubierta existente y la instalación de una nueva de similares características mediante panel de tipo sándwich de chapa de acero galvanizado, en color rojo teja o similar, incluyendo los canalones y bajantes y sin alterar el resto de la estructura de los edificios.

Las malas condiciones climáticas provocaron que las planchas del tejado del colegio público de Infiesto salieran volando por el patio en dos ocasiones: en 2009 y 2014. En esta última fue incluso necesaria la intervención de los Bomberos del parque de Piloña. El vendaval obligó además en 2009 a suspender las clases después de que se inundaran varias aulas y se interrumpiera el servicio eléctrico en la primera planta para evitar cortocircuitos. Los operarios municipales no tuvieron más remedio que ponerse a achicar agua y colocar lonas en el techo de forma provisional para evitar que el agua siguiera infiltrándose por la estructura. Entonces la Administración regional inició trabajos de emergencia para fijar la cubierta que no han sido eficaces pues el centro ha sufrido continuos problemas de humedad en pasillos y aulas como la de audiovisuales, donde se registran goteras en días de lluvia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook