Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El salmón de la suerte que revoluciona Cangas de Onís

El avistamiento de un ejemplar en el río Güeña de entre 5 y 6 kilos anima a los pescadores: "Está frescu como un bonito"

El salmón de la suerte que revoluciona Cangas de Onís

El salmón de la suerte que revoluciona Cangas de Onís

Un salmón ha traído en vilo todo el fin de semana a los vecinos y visitantes de Cangas de Onís. Aunque restan dos semanas para el inicio de la temporada de pesca, la visibilidad de un buen ejemplar a la altura de La Pedrera, en aguas del río Güeña, ha levantando una enorme expectación entre ribereños y también turistas. Durante todo el sábado y ayer al mediodía fueron muchos los que se acercaron a la zona para poder ver el salmón.

"Está frescu como un bonito", señaló un experto pescador. "Debe de pesar entre cinco y seis kilos", apuntó otro ribereño. Sea como fuere, la presencia del monarca de los ríos a estas alturas del año en el río Güeña -por cierto, en un tramo catalogado como truchero de pesca sin muerte- parece haber levantado la moral a los asiduos al arte de la pesca fluvial en la cuenca del Sella, ya que se izará la campaña salmonera del presente ejercicio de 2019 el próximo 14 de abril, para más señas, Domingo de Ramos.

Precisamente esa jornada, Cangas de Onís llevará a cabo la subasta del campanu del río Sella, en el supuesto de que se eche a tierra el preciado "rey" de los ríos y el pescador considere oportuno comercializarlo. La puya, de celebrarse, está programada para las 18.00 horas, en el puente "romano" de Cangas de Onís. El riosellano Juan Antonio González Menéndez, más conocido como "El Sastrín", fue el afortunado pescador del campanu de 2018. Lo vendió por 11.900 euros.

Compartir el artículo

stats