05 de agosto de 2019
05.08.2019

Un detenido por violencia de género en el festival de música Riverland de Arriondas

La Guardia Civil arrestó a un hombre por agredir a tres vigilantes l El dispositivo del Sella registró la detención de un mantero y dos alcoholemias

05.08.2019 | 01:00
Limpieza en la playa de Santa Marina, entre jóvenes aún descansando de la fiesta, ayer por la mañana, en Ribadesella.

Cinco detenidos, entre ellos un hombre por un caso de violencia de género, es el balance del dispositivo de vigilancia de la Guardia Civil con motivo de la celebración del Descenso del Sella en el oriente asturiano. No hay fiesta del Sella sin incidentes y las cifras siempre marean, aunque en esta edición no se han producido casos -al menos, de lo conocido hasta ahora- de gravedad o con fatales consecuencias.

El detenido por violencia de género fue en el interior del recinto del festival de música Riverland, que ayer llegó a su fin en Arriondas (Parres). La Guardia Civil no ha facilitado más datos de lo ocurrido. En este mismo lugar también los agentes se llevaron a otro hombre que atentó contra tres vigilantes de seguridad del certamen musical, que se estrenó este año a orillas del Sella y ha contado con un alto nivel de asistencia.

A la lista hay que sumar dos detenidos por superar la tasa de alcohol permitida al volante. En Cangas de Onís se detuvo a una persona durante un control cuando circulaba por la carretera regional AS-114. En el otro caso, el conductor iba con su coche por el centro de Arriondas cuando colisionó con otros dos que estaban aparcados. Cuando los agentes de la Guardia Civil acudieron al lugar para practicar las diligencias correspondientes sometieron al conductor a la prueba de alcoholemia, en la que dio positivo.

Calzado falsificado

El quinto detenido en el amplio dispositivo de seguridad de este fin de semana en el Oriente fue un mantero, que está investigado por un delito contra la propiedad industrial por vender calzado falsificado. El hombre fue sorprendido con 450 zapatillas de imitación de marcas como Nike, Adidas... Su valor ronda los 3.375 euros, según la Guardia Civil, e iban a ser vendidas en la calle durante la celebración del Descenso.

Pero el calzado falsificado no llegó si quiera a instalarse en el puesto, ya que el mantero fue interceptado en la carretera, en un control de seguridad. El hombre fue parado el viernes en un punto de la carretera nacional a la altura de Piloña. Cuando se le registró el coche se encontraron los más de 450 pares de zapatillas, que le fueron incautados y el hombre detenido y ahora investigado por el delito.

Los agentes también evitaron que una persona hiciera volar un dron sobre la salida de la competición, la mañana del sábado en Arriondas. El aparato fue detectado gracias al nuevo equipo de detección de vehículo aéreos no tripulados. Los agentes localizaron el dron e informaron a su dueño de la prohibición de sobrevolar la zona. En cuanto a drogas, las cantidades incautadas han sido más bien bajas: 2,5 gramos de cocaína, una anfetamina, 41,5 gramos de hachís y 3,2 de marihuana. El dispositivo de la Guardia Civil movilizó a 310 guardias que trabajaron 1.525 horas y recorrieron durante los días de fiesta (tanto en la de las Piraguas como en la del Festival Riverland de música) entre Parres y Ribadesella 13.287 kilómetros. Fueron tres los accidentes de tráfico en los que se intervino, sin ningún daño personal y se efectuaron 519 pruebas de alcoholemia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook