29 de junio de 2020
29.06.2020
La Nueva España

El futuro de las terrazas, en el aire tras una sentencia contra un local riosellano

La ley exige medidas que dejarán a casi toda la comarca sin zonas útiles para uso comercial

29.06.2020 | 00:57
El futuro de las terrazas, en el aire tras una sentencia contra un local riosellano

El futuro de las terrazas puede tener los días contados en muchos rincones del oriente de Asturias. El Ayuntamiento de Ribadesella tendrá que hacer frente a una sentencia que prohíbe la colocación de elementos que no estén a 1,80 metros de la fachada y que respeten un espacio de 3,50 metros para el paso de vehículos, permitiendo además la movilidad peatonal. Con estas medidas, hay pocas zonas que puedan ser legalmente utilizadas para uso comercial. En el caso de Llanes serían pocos los establecimientos que sobrevivieran a la norma, de aplicación general.

El alcalde riosellano, Ramón Canal, advirtió de que tendrá que ser pulcro con la ley y acatar una sentencia que esta misma semana daba la razón a un vecino que denunció al Ayuntamiento y a un empresario local por considerar la terraza de este último ilegal. "El juez nos dice que hay que quitar esa terraza y eso implica que todas las demás que no entren dentro de los límites legales también son contrarias a la ley", dijo Canal.

Ahora, "el juez es claro, tenemos que cumplir la ley de forma inmediata" lo que supone que "debemos obligar a todos los que tengan elementos fuera de sus comercios a cumplir con esas medidas" y en Ribadesella "hay pocos que puedan cumplirlas", adelantó el Alcalde. Canal indicó que no sólo los bares y restaurantes deberán cumplir con la legislación vigente, "hay tiendas con expositores de flores, maniquíes, fruta, elementos de ferretería que tendrán que tendrán que retirar de la vía pública su mobiliario. La norma "deberá aplicarse los 365 días del año y también afectará a los puestos del mercado semanal", que el próximo miércoles volverá a su lugar habitual, en la plaza Nueva, la de la Iglesia y las calles adyacentes.

El precedente está en Elche, donde una asociación denunció la colocación de mesas y sillas en la calle. El caso llegó al Tribunal Supremo que sentenció las medidas que ahora deben cumplirse. Por eso, aunque cabe recurso ante el fallo judicial que ahora afecta a Ribadesella, el Ayuntamiento ha desistido en utilizarlo, "la ley es clara", asumió Canal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído