01 de agosto de 2020
01.08.2020
La Nueva España

Cangas de Onís ampliará la zona azul con una veintena de plazas en La Pedrera

La modificación, a petición de los vecinos de la zona rural que van a la ciudad a hacer gestiones, estaba prevista en el contrato con la empresa

01.08.2020 | 01:08
Las nuevas plazas de pago a la vera del río Güeña.

Cangas de Onís ampliará su zona azul en veinte plazas más, que se sumarán a las 150 que ya existen en la ciudad, concretamente en el barrio de El Censu. Los nuevos estacionamientos de pago, disponibles antes de que acabe el verano, serán "una prolongación" del actual espacio donde ya se paga por aparcar, "en la zona de La Pedrera", una calle que discurre paralela al río Güeña y que tiene todas sus plazas en batería.

El alcalde, José Manuel González Castro, asegura que la ampliación responde a una demanda de los vecinos de la zona rural que, por cuestiones administrativas, se desplazan a la ciudad canguesa.

"La zona azul de Cangas de Onís tiene mucho uso, sobre todo para los vecinos de los pueblos, que vienen a hacer gestiones y pueden aparcar con rapidez valiéndose de la gratuidad de la primera hora o de dos horas de estacionamiento por noventa céntimos", recordó el regidor.

El estacionamiento de pago en el concejo se implantó en 2018 después de nueve años de trámites. La adjudicación a la empresa que gestiona este servicio incluía entonces la posibilidad de ampliar el número de plazas hasta 25, con lo que no será necesario hacer cambios en el contrato que ésta mantiene con el Ayuntamiento. Las condiciones serán idénticas para ambas zonas y se activarán del 1 de marzo al 31 de octubre.

La medida fue aprobada el jueves de noche en un Pleno del Ayuntamiento con la abstención de Unidas Podemos y con el parabién del resto de los grupos, que también apoyaron la moción presentada por el PP para instar al Gobierno a disponer del superávit municipal "para paliar la situación de sus municipios". El PSOE local votó a favor "porque este dinero será más que necesario" para hacer frente a la crisis económica derivada de la sanitaria.

No en vano, tal como explicó el alcalde, "Cangas de Onís prevé dejar de ingresar hasta 250.000 euros" en concepto de tasas e impuestos, toda vez que el Ayuntamiento estableció una batería de modificaciones fiscales al inicio de la pandemia para favorecer la situación económica de vecinos y de empresarios en concepto de agua, basura y terrazas, entre otras. En este sentido, 49 empresas pidieron una bonificación por haber reducido su facturación durante el estado de alarma y otras 240 empresas solicitaron beneficiarse de las exenciones propuestas por haber cesado su actividad durante el confinamiento.

El Pleno dio cuenta también del acuerdo de no disponibilidad de crédito por haberse pasado, durante el pasado ejercicio, 63.000 euros por encima del techo de gasto previsto por la ley. Aun con todo, recordó el regidor, Cangas de Onís cuenta con un remanente de tesorería que alcanza el 1,7 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído