02 de agosto de 2020
02.08.2020
La Nueva España

La ciudad de Viedma (Argentina) se suma a la conmemoración del 90º aniversario del Descenso del Sella

En Arriondas, se realizó la tradicional ofrenda floral al busto de Dionisio de la Huerta, fundador de la Fiesta de las Piraguas de Asturias

02.08.2020 | 12:43
Ofrenda floral, en Arriondas, al fundador de la Fiesta de las Piraguas

Nada menos que 11.018 kilómetros separan Arriondas (Parres) de Río Negro (Argentina), pero ambos lugares están estrechamente ligados y, al otro lado del "charco" se vive con pasión, desde hace unos años, la Fiesta de las Piraguas de Asturias. Por eso motivo, luce en la capital de Río Negro, en Viedma, una enorme pancarta como capital del canotaje argentino en la que, textualmente, felicitan al Descenso del Sella con motivo del noventa aniversario (1930-2020), rindiéndole homenaje desde aquellas latitudes.

Artífice de ese reconocimiento es Omar Linares, motejado cariñosamente como "El Negro", nombrado por el Comité Organizador del Sella (CODIS), embajador internacional del Sella para el presente año 2020. Linares, rionegrino, es artífice del hermanamiento, en 2018, de las aguas del Río Negro con las del Sella, gracias a las gestiones realizadas en su momento por el actual Intendente de Viedma, Pedro Pesatti, que tiene raíces familiares en la localidad asturiana de Villamayor (Piloña).

El veterano piragüista lleva desde el 2008 acudiendo al Sella, prueba que ganó en el año 2016, en categoría K-2 máster, formando tripulación con Juan Carlos Posada Rubio, "Posadina", defendiendo los colores de la Sociedad Cultural y Deportiva de Ribadesella. Pese a la cancelación de la presente edición de 2020, Omar Linares, junto al club argentino Quilmey Leuvu, rinden tributo en este mes de agosto al Descenso Internacional del Sella, catalogado por el rionegrino como "la madre de todas las regatas".

Por otro lado, en la mañana de ayer, sábado, tuvo lugar en Arriondas, la ofrenda floral de la Asociación Amigos de Dionisio de la Huerta al busto del fundador de la Fiesta de las Piraguas, tal como manda la tradición. Y todo ello, pese a que la incertidumbre del Covid-19 propició la cancelación de la edición del presente ejercicio, cuando hace 25 años del fallecimiento de Dionisio, así como también 75 años de la puesta en marcha del Tren Fluvial de Les Piragües y, para redondear, se cumplen 40 años desde que fuera declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook