Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llanes, fábrica de pleitos: seis meses sin aula de bebés en Posada

Gobierno y oposición se culpan del cierre por falta de personal de una instalación que tres familias necesitan para sus pequeños

Una escuela infantil.

Una escuela infantil. JUAN PLAZA

No hay tregua en Llanes. Si no es el urbanismo son las deficiencias en el servicio del agua o las actuaciones de gobiernos anteriores. Los políticos de Llanes andan siempre metidos en pleitos. El último tiene que ver con la escuela infantil de la localidad de Posada, donde tres familias llevan ya más de seis meses esperando por la apertura del aula para bebés, cerrada por falta de personal. Gobierno y oposición, Ayuntamiento y Principado se tiran los trastos a la cabeza y se culpan mutuamente de la situación. Y los afectados, mientras tanto, sin poder conciliar sus vidas laborales y familiares.

Las familias. Las madres y los padres de los bebés afectados resaltan que realizaron la preinscripción y la matrícula en tiempo y forma, pese a lo cual no tienen plaza, según les han trasladado las autoridades locales, por falta de personal. Están desesperados y exigen soluciones, pero ven que el “problema” pasa “de un tejado a otro, del Ayuntamiento a la Consejería de Educación, sin que se resuelva”. Aseguran que les da igual quién solvente la situación, pero reclaman una salida ya.

El gobierno de Llanes. El equipo de gobierno, que integran Vecinos por Llanes, Foro, PP y una exedil de IU, asegura que la Ley de Contratos del Sector Público impide contratar por más de seis meses y también contratar a dos personas al mismo tiempo por ese período. Hacerlo, según un informe de los servicios jurídicos municipales, sería “prevaricar”. La explicación del gobierno local: la directora de la escuela para niños de hasta 3 años de Posada, donde se ubica el aula de bebés, está de baja y las funciones administrativas las ha asumido la directora de la escuela de Llanes. El Ayuntamiento ha tenido que contratar, por seis meses, a una técnico para que desarrolle la función en la guardería con los niños, lo que impide legalmente contratar a otra persona para que se haga cargo de los bebés de Posada, según la concejala de Educación, Marisa Elviro, que ha reclamado a la Consejería que contrate a la monitora que hace falta. Y una aclaración más: el hecho de que una solicitud de matrícula haya sido admitida no implica la matriculación automática, ni la obtención de plaza.

La oposición municipal. El PSOE, único partido opositor en el Ayuntamiento, ha exigido la retirada de las competencias en materia de Educación a Elviro por su “manifiesta y reiterada incapacidad” para gestionar el área. Los socialistas acusan al Gobierno local de “mentir deliberadamente a las familias” y recuerdan que en la escuela infantil de Posada están funcionando dos unidades cuando la capacidad máxima es de cuatro. Además, Llanes recibió la subvención correspondiente a la escuela infantil, así que, según el PSOE, se está incumpliendo el convenio de colaboración entre Ayuntamiento y Principado.

La Federación Socialista. “El gobierno de Llanes ha demostrado ser incapaz de solucionar los problemas de las familias” de la escuela infantil de Posada, señaló la secretaria de Organización de la FSA-PSOE, Gimena Llamedo. Indicó que la solución al conflicto pasa por que el Ayuntamiento cumpla con su parte del convenio, “al igual que hacen el resto de los ayuntamientos de Asturias”. Y, según ese convenio, es a los ayuntamientos a los que corresponde la contratación del personal técnico educativo y la garantía de prestación del servicio. “No se trata de un problema de contratación, como quieren hacer ver desde el Consistorio, porque de ser así no habría 42 ayuntamientos prestando este servicio; es un problema de incapacidad para gobernar y dar solución a los problemas propios de la gestión municipal”, subrayó Llamedo, quien recordó además que, de no encontrar una solución para dotar de personal al centro, el Ayuntamiento de Llanes tendrá que devolver el dinero que el Principado puso a su disposición “para que las familias de Posada de Llanes tuvieran escuela de cero a tres años”.

Compartir el artículo

stats